• 25siete

"Aberrante e imperdonable": la sentencia que mandó a prisión a un policía torturador

Actualizado: mar 17

Por Georgina Mayo

El juez Nelson Dos Santos hizo lugar a lo solicitado por el fiscal Ricardo Perciballe y procesó con prisión al exjefe de policía de Cerro Largo, Ayelmiro Pereira, por tres delitos de privación de libertad y cuatro delitos de abuso de autoridad contra los detenidos, tal adelantáramos en exclusiva.


El representante legal de las víctimas, Pablo Chargoñia, abogado del Observatorio Luz Ibarburu, dijo a 25siete que el fallo de la justicia penal “tiene la trascendencia de afirmar que los crímenes del terrorismo estatal no prescriben y que la tortura o el abuso a detenidos es un delito aberrante e imperdonable”.


El policía retirado ahora procesado actuó como oficial interrogador en la Guardia Metropolitana en 1974 cuando se trasladaron allí decenas de detenidos en distintos operativos.


Chargoñia agregó que “las víctimas eran jóvenes estudiantes de la UJC que se manifestaron valientemente contra la tiranía. Por eso fueron torturados”. Por otro lado, agregó, “la demora en conseguir algo de justicia es un daño adicional que ni ellos ni ninguna otra víctima debería soportar”.


Las torturas en la Guardia Metropolitana fueron denunciadas en 2011. Las víctimas relataron que “la represión apuntó a aplastar su actividad política mediante la aplicación de tormentos”.


“Yo, administrativo”

Respecto a su participación en los hechos denunciados Pereira expresó: “Yo jamás hice eso. Yo siempre fui un oficial administrativo”. Acerca del apellido de una de las denunciantes respondió: “me suena, estoy seguro que en algún momento le hice algún acta…Yo era un oficial más de la Guardia y posiblemente me hayan ordenado hacer las actas administrativas de las personas que traían detenidas”.


Al exhibirse algunas de las actas, las reconoció en su contenido, así como su propia firma y también admitió haber sido el autor del interrogatorio, más aún, afirmó “era el único interrogador”.


El policía retirado procesado con prisión el viernes negó el maltrato a los detenidos y razonó: “si usted observa las firmas están claritas si una persona está mal no tiene el pulso suave”.


Un reconocimiento

Ayelmiro Pereira señaló a sus jefes: Genta y Sartorio, éste último procesado en 2020. Sartorio admitió saber que en el lugar se torturaba. Declaró que “yo entiendo que Pereira por razones de ética no habló mal”. Pero admitió: “No sólo era rumor, era comprobado esas actividades… Es una aberración hacer desaparecer a los enemigos, es una crueldad innecesaria… El coronel dispone la vida o muerte de los detenidos… Era el Coronel Gavazzo… Yo sabía que eso se hacía… sabía de las torturas, de todo lo que se hacía…”.


La defensa del policía retirado procesado indicó que, desde su punto de vista, “lo probado es que Pereira sólo intervino para tomarles declaración en su calidad de Oficial interrogador”.


El fallo del juez Nelson Dos Santos indicó que Ayelmiro Pereira era Oficial Superior, que conocía directamente la situación de apremios físicos y psicológicos a los que eran sometidos los detenidos, pues entre sus tareas rutinarias estaba la de interrogarlos.


El magistrado indicó que "por los hechos descritos y especialmente considerando la alarma social que cunde cuando los guardadores del orden y custodias últimos de los derechos individuales de cada ciudadano o habitante del país son precisamente sus conculcadores, se dispondrá la prisión preventiva del enjuiciado".

Publicación original 16/03/2021