• 25siete

#aceptepresidente: en las redes sociales piden a Lacalle Pou que acepte la ayuda argentina

Actualizado: ene 1

El hashtag lanzado el 27 de diciembre por las redes sociales pide a Luis lacalle Pou que acepte el ofrecimiento de su par argentino Alberto Fernández que hizo llegar a través del canciller uruguayo Francisco Bustillo.

La tarde del caluroso y húmedo domingo del 27 de diciembre fue sacudido por el hashtag #aceptepresidente, que se hizo sentir en las redes sociales.


Tal fue la reacción de los cybernautas a la noticia divulgada por Montevideo Portal que reveló que Alberto Fernández ofreció ayuda a Uruguay y Bolivia para que ambos paìses puedan conseguir vacunas contra COVID-19, al tiempo que advirtió que "se está produciendo una concentración de compras de vacunas en los países centrales del mundo desarrollado".


"Hablé con el canciller uruguayo, mi amigo Pancho (Francisco) Bustillo, y hablé con el presidente de Bolivia, Luis Arce. Les dije que, en lo que yo pudiera ayudar, contaban conmigo. Me puse a disposición para ayudarlos y generar los contactos necesarios para ayudarlos a tener la vacuna", dijo Fernández, según la crónica del Montevideo Portal.


El mandatario argentino afirmó que "el mundo central ha acaparado las vacunas para ellos y por esos todos los países de la periferia están buscando vacunas con la misma preocupación y las mismas dificultades" que Argentina, que negocia la provisión con otros laboratorios, además de los acuerdos ya firmados con Rusia, con AstraZeneca, que desarrolló una vacuna junto a la Universidad de Oxford, y con la alianza internacional Covax, que depende de Naciones Unidas. Agregó que es muy "dificultoso lo que viene" porque, mientras hay una "demanda real" de vacunas, se demora la producción y se "están concentrando las compras en los países centrales del mundo".


Asimismo, dijo estar "eternamente agradecido" a Rusia por haber prestado "generosa" y "singular atención" a Argentina, que el jueves pasado recibió un primer lote de 300.000 dosis de la vacuna Sputnik V, desarrollada por el Centro Nacional Gamaleya de Epidemiología y Microbiología, y agregó que en "el contrato se han comprometido a darnos una cantidad de vacunas muy importante para que nosotros vacunemos a los argentinos".


En respuesta a las dudas y críticas sobre la Sputnik V, pidió no dejarse llevar "por lo que es una guerra por momentos geopolítica y por momentos comercial". Señaló que detrás de la venta de las vacunas "hay un mercado de decenas de miles de millones de dólares" pero aseveró que todas las vacunas que se están produciendo "son hechas por laboratorios de primer orden en el mundo que nadie se animaría a cuestionar".

Reiteró que "hay además un elemento geopolítico" y observó que, mientras a la de Pfizer no la llaman la vacuna estadounidense y a la de AstraZeneca "no le dicen la vacuna inglesa", a la de Gamaleya "le dicen la vacuna rusa, con todo el condimento despectivo que algunos quieren ponerle sobre un instituto mundialmente reconocido y que acumula varios premios Nobel en su historia".


El ofrecimiento de Fernández a Uruguay se da en un momento de aumento sostenido de los casos detectados y de las muertes por COVID-19. Todos esto, tras el anuncio del pasado 16 de diciembre de Luis Lacalle Pou de que la Presidencia de la República se hará cargo en forma directa de las negociaciones para la compra de la vacuna.


El 15 de agosto 25siete adelantó en una nota información sobre Sputnik V poco difundida en el país.


En la noche del mismo 27 de diciembre el informativo Subrayado de canal 10 reveló que la intervención fue a pedido del gobierno uruguayo, a través del canciller Bustillo.

Publicación original: 27/12/2020




  • Facebook Black Round
  • Tumblr Black Round