top of page
  • Foto del escritor25siete

AEBU denuncia: las bases de datos de clientes hackeadas a Santander están a la venta en internet

Por Georgina Mayo

El sindicato de empleados bancarios, AEBU, denunció una segunda escalada de ciberdelincuentes que lograron hackear las bases de datos de clientes del Banco Santander   sucursales   Chile, España y Uruguay. El secretario de Relaciones Internacionales del sindicato de los bancarios, Pablo Andrade, dijo a Radio Fénix y 25siete que ahora, la segunda etapa del delito perpetrado semanas atrás, es “la venta en páginas web de la base de datos de clientes, tanto de personas como empresas”. Agregó que “los datos de clientes, como también los de Uruguay, se están comercializando en 2 millones de euros y están siendo ofrecidos en el mercado".


AEBU viene denunciando desde el último mes el hackeo producido en la base de datos del banco Santander y ante las denuncias hechas públicas, el banco radicado en Uruguay reaccionó con la prohibición de que los trabajadores de ese banco llevaran adelante una asamblea. Por convenio colectivo tienen la posibilidad de realizar asambleas dentro de la entidad. En su momento Andrade dijo que “esa prohibición de hacer asamblea dentro del Banco no es de importancia” pero indicó que las respuestas del Banco Santander ante la situación de hackeo y ahora la posterior venta de la base de datos de los clientes, “ha sido insuficiente”.  Explicó que las respuestas de la entidad “han sido muy débiles porque no explican a los clientes el daño que se puede producir”.

Andrade añadió a Radio Fénix, medios aliados y 25siete que “AEBU está muy preocupado por la venta en sitios webs de los archivos de las bases de datos de este Banco. El Banco Santander sólo ha explicado que como el hackeo no alcanzó a las claves de los clientes, la situación puede ser controlada”.


Andrade se distanció de esta posición porque “en la base de datos está incluida la identidad digital de las personas, con la posibilidad cierta de que alguien sea estafado, números de tarjetas, número de cuentas y saldos de esas cuentas. Andrade dijo que el Banco Santander no dice tampoco qué hará con los clientes que puedan ser damnificados. “Es información que los clientes entregan al banco y el sistema político también debe establecer mecanismos que den certeza a los usuarios que acceden al mundo de la digitalización porque esas empresas tienen obligaciones para con sus usuarios”.


El dirigente informó, además, que “existe una unidad de  datos personales dependiente de Agecic para reclamar y para que los clientes sepan qué información está en manos de los ciberdelincuentes y así estimar su posible perjuicio”.


Santander ha minimizado la situación desde que se conoció el hackeo a través del que los ciberdelincuentes conocieron qué dinero tenían los clientes en ese momento. Los datos personales que clientes y empresas brindaron al Banco Santander “están bajo su custodia y el banco no puede lavarse las manos y sólo decir a sus clientes: cuídese”, sentenció Andrade.

Publicada: 11/06/2024

コメント


bottom of page