• 25siete

#AlvaroBalbi - Exforense Guido Berro declara hoy por el homicidio del militante comunista en 1975

Por Georgina Mayo

Este martes continúa la investigación sobre el homicidio del militante comunista Álvaro Balbi, asesinado en julio de 1975 en la guardia de Coraceros, donde fue trasladado luego de su detención. La viuda del militante comunista Álvaro Balbi, Lille Carusso, dijo a 25siete que este martes declara el exforense Guido Berro.


Este testimonio se sumará a nuevos elementos en la causa, como lo fue el careo del pasado jueves con dos exoficiales procesados a 25 años por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura. Se trata de Ricardo “Conejo” Medina y José Sande Lima, quienes le negaron en la audiencia del jueves pasado que tuvieran relación con el allanamiento en su casa de Lezica.


Carusso dijo a 25siete que en la audiencia le recordó a Ricardo Medina que “el 29 de julio de 1975 estuvo en su casa, allanándola, y que llegaron en un vehículo colachata celeste matrícula B17344”. Medina le respondió -siguió la viuda de Balbi- que “no está bien de la cabeza, ve visiones”. Carusso le contestó: “Ya quisiera tener visiones y que mi marido estuviera vivo”.


Dos días después de su detención y de haber permanecido en la Guardia de Coraceros, el cuerpo de Balbi fue devuelto a su viuda. La autopsia fue realizada por el forense militar José Mautone. La denuncia sostiene que en esa pericia hubo varias falsedades sobre la causa y circunstancias de muerte atribuida en el documento a una insuficiencia aguda cardio pulmonar”.


Carusso relató cómo en 1975 fue a buscar a su marido a la Dirección Nacional de Información e Inteligencia (DNII). En ese momento ingresaba Medina y le dijo que su marido ya no estaba con ellos y su detención pertenecía a la órbita militar.


Según Medina, su actividad se limitaba a atender una suerte de supermercado en la Guardia Metropolitana y que no tuvo participación en la detención de Balbi.


La primera denuncia que presentó Lille Carusso para conocer los autores del homicidio de su marido fue el 6 de agosto de 1975. Carusso recuerda que en el juzgado donde presentó la denuncia “un policía en la puerta me dijo: no venga más por acá señora, porque la van a meter presa a usted”.


Carusso reiteró la denuncia una vez que se reinstaló la democracia en 1985 aunque luego fue archivada por la Ley de Caducidad.


Al momento de su muerte Balbi tenía 31 años y cuatro hijos.

Publicación original: 12/10/2021