top of page
  • Foto del escritor25siete

#AtrasoCambiario - Olesker y el Movimiento Un Solo Uruguay coinciden en que la situación es crítica

Actualizado: 2 oct 2023

Por Georgina Mayo

El vocero del Movimiento Un Solo Uruguay (MSU), Gonzalo Pessi, dijo la pasada semana que la situación económica de Uruguay es similar a la de 2002.


Luego de que MSU se reuniera con el presidente del Frente Amplio, Fernando Pereira, y varios dirigentes de la coalición de izquierda, en el primero de los contactos políticos que el MSU mantuvo de una serie de reuniones con distintos partidos que anunció llevará adelante, su vocero Gonzalo Pessi dijo que el atraso cambiario y los créditos personales que deben pedir muchas familias que trabajan en el campo, hace que la situación sea crítica. De hecho dijo que conoce que la situación provocó suicidios en varias personas con penurias económicas.


El economista Daniel Olesker estuvo presente en la reunión con el MSU y compartió la preocupación de los sectores que trabajan en el sector agro, es decir, la evolución negativa del tipo de cambio real o atraso cambiario. Es decir, cuán competitivo es el país con el resto del mundo. Olesker dijo a radio Fénix y 25siete que “efectivamente estamos en uno de los peores momentos de la historia del país. Desde el año 2000 el Banco Central compara la competitividad del país con el resto de los países de la región y resto del mundo y luego hace un promedio".


"Con respecto al promedio histórico en comparación con el primer semestre de 2023 estamos 30% por debajo”. La situación es de pérdida de competitividad cambiaria y eso se da desde hace dos años, dijo Olesker quien agregó que el gobierno utiliza el tipo de cambio “como una herramienta de combate a la inflación pero es un problema para el sector productivo y para quienes tienen que competir con productos importados”.


El economista, presidente de la Comisión de Asuntos Sociales del Frente Amplio, agregó que al mismo tiempo que lo anterior es un serio problema también es cierto que en estos tres años ha caído el salario real y las empresas compiten con productos importados con un precio menor pero sus costos salariales también se han ubicado por debajo de la inflación. “Hay una contracara a la situación cambiaria que es la dada por la ganancia que el gobierno cedió a los sectores empresariales rebajando el salario de los trabajadores en estos tres años”.


Olesker dijo que el atraso cambiario es un tema a resolver pero corregirlo puede incidir en el precio de los bienes y afectar el consumo de los trabajadores: “cualquier medida cambiaria que haya debe ir acompañada de un fuerte subsidio, con devolución de IVA, por ejemplo, a los productos de la canasta básica si se corrigiera la competitividad, encareciendo el tipo de cambio”.


Olesker respondió que la situación económica se distancia de la de 2002 porque en ese año se venía de un modelo económico muy concentrador y excluyente donde la gente venía endeudada y venía de un crecimiento de salario de 5% en 10 años -entre los gobiernos de Lacalle Herrera y la segunda presidencia de Sanguinetti-, y a esa crisis la precedió una economía con debilidades muy grandes. “Pero ahora, en general, tanto las empresas como las personas tienen espalda luego de 15 años de crecimiento de salario real, crecimiento económico y crecimiento de inversión y de manejo responsable de la deuda”. Olesker dijo que es cierto que la situación es crítica y que por algo en los últimos tres años “hablamos del retorno de un modelo concentrador pero la situación no es igual a 2002 porque la crisis opera sobre una economía muy sólida y un gasto público social muy sólido”.


Acerca de la corrección de la competitividad, Olesker indicó que “el atraso cambiario no se puede recuperar solo aumentando el tipo de cambio porque hay que mirar cómo afecta a cada sector y ese conjunto de medidas forman parte de una política económica más sensata y si bien hay que recuperar esta pérdida de competitividad hay que considerar la situación en su conjunto”.


Por otra parte, el economista indicó que el atraso cambiario, el dólar muy barato, genera condiciones para que los especuladores financieros hagan muchísimo dinero “porque si los inversores mueven el dinero convirtiéndolo de dólares a pesos y los depositan y luego lo vuelven a cambiar a dólares, con el dólar planchado, cambian más dólares de los que tenían y los pesos se capitalizaron porque obtuvieron interés en el depósito”.


Olesker añadió que con cifras relevantes - cuando el dólar está planchado largo tiempo -es un gran negocio financiero: el atraso cambiario así como perjudica a sectores que compiten con el exterior beneficia al capital financiero, sentenció.

Publicado: 26/09/23

bottom of page