• 25siete

Ayelmiro Pereira irá a la cárcel por torturar comunistas opositores a la dictadura

Por Georgina Mayo - Exclusivo

Es inminente el fallo del juez penal Nelson Dos Santos con respecto al policía retirado de Cerro Largo, Ayelmiro Pereira. En agosto de 2019, el fiscal Ricardo Perciballe pidió su procesamiento por los delitos de privación de libertad y abuso de autoridad contra los detenidos (es decir, torturas) contra varios militantes de la Unión de la Juventud Comunista (UJC) en la Guardia Metropolitana en 1974.


Según pudo conocer 25siete antes de que comenzara la feria judicial mayor, el juez Dos Santos se aprestaba a resolver sobre el pedido de procesamiento solicitado por el fiscal y la decisión se postergó para luego de retomada la actividad.


El abogado Pablo Chargoñia, del Observatorio Luz Ibarburu, representa a las víctimas que en 2001 denunciaron torturas en distintas dependencias policiales y militares. En su sito web, el Observatorio relata que con la ilegalización del Partido Comunista (PCU) , los servicios de inteligencia del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada se reunieron en la Región Militar Nº 1 para ejecutar la Operación Limpieza. Ocuparon todos los locales del PCU y detuvieron a sus principales dirigentes y a los de la UJC, indica la Investigación histórica de la dictadura y el terrorismo de Estado.


Según conoció este jueves 25siete la resolución judicial se tomará en las próximas horas.


Ayelmiro Pereira fue Jefe de Policía de Cerro Largo durante el gobierno de Jorge Batlle, y ocupó ese cargo desde 2001 a 2005.


Desde que en 2019 el fiscal especializado en delitos de lesa humanidad Ricardo Perciballe solicitara su procesamiento con prisión, el exoficial presentó varios recursos que debieron ser dirimidos por la Suprema Corte de Justicia. Entre ellos, excepciones de inconstitucionalidad y prescripción del caso.


Torturas en Guardia Metropolitana


En 1974, Ayelmiro Pereira era oficial interrogador junto a otros oficiales, como Tabaré Sartorio Guimaraens, quien ya fue procesado por el juez Dos Santos, por tres delitos de privación de libertad y abuso de autoridad contra los detenidos.


Las torturas en la Guardia Metropolitana fueron descritas por las víctimas cuando se emitió el pedido de procesamiento en 2019, como crueles. Plantón, teléfono (golpes al mismo tiempo en los oídos), submarino seco y húmedo, colgamientos por largos períodos y abusos sexuales.


El fallo del juez Dos Santos, que según fuentes de la investigación está previsto para las próximas horas ampliará detalles de la información adelantada.

Publicación original: 11/03/202