• 25siete

Carta de São Paulo a los uruguayos

Actualizado: sep 17

Por Félix Rígoli.

Los tres pre-cogs uruguayos hablaron: predecir el futuro significa cambiarlo.

El genial autor de ciencia ficción Philip K. Dick (a quien debemos entre muchas otras, las ideas originales de las películas Blade Runner y el Vengador del Futuro) escribió en 1956 el cuento llamado Minority Report, algo así como “Informe en Minoría” que también (de)generó en película. La idea del cuento es simple: en algún futuro próximo, el Estado reúne un conjunto de tres personas con capacidad fuera de lo común para prever los acontecimientos. Cuando algo malo, como un crimen, va a ocurrir, los tres videntes (llamados pre-cogs, pre cognitivos) emiten señales vía computador para la policía, la que actúa a tiempo para evitar ese crimen.


En el cuento, los pre-cogs denuncian a un inocente por un futuro asesinato, pero el denunciado descubre que los tres habían tenido presentimientos diferentes: uno lo había visto matar, el segundo lo había visto como inocente y el tercero lo había visto cometer el crimen de una forma diferente al primero. Como eran dos contra uno, el algoritmo lo declaró culpable. Antes de ser detenido, el protagonista consigue entrar en el sistema para buscar el Informe en Minoría y descubre que cada uno de los pre-cogs habían predicho hechos diferentes, pero en el siguiente orden: 1º que el protagonista cometería el crimen; 2º que él entraría en el sistema, descubriría lo que la computadora había dictaminado y decidido no cometer el crimen y; 3º que la posible víctima era un futuro dictador y que sería mejor cometer el crimen ya que implicaba parar esa amenaza. En resumen, Philip Dick nos lleva a través de una trama policial, a pensar sobre el hecho de que conocer el futuro influye sobre el propio futuro, cambiándolo.


En el caso de la pandemia en Uruguay, no hay semejanzas entre el sistema usado por Radi, Cohen y Paganini del GACH y los tres pre-cogs del cuento. Tampoco es totalmente justo decir que son tres videntes aislados, porque están en el centro de una red muy amplia de investigadores uruguayos que ponen alma y cerebro en esta emergencia. Pero sí podemos decir que la premonición, en este caso el consejo fuertemente basado en información, experimentación y desarrollos de nuestro orgulloso sistema científico, hicieron que este Grupo Asesor evitara no ya una muerte, sino muchas: si Uruguay hubiera tenido las mismas tasas de Brasil hoy tendríamos 2.500 muertos en vez de 45. O sea que debemos mucho (2.455 compatriotas vivos) a nuestros pre-cogs.


Inclusive, creo que debería hacerse una estadística de mortalidad por todas las causas en Uruguay 2020, y no seria sorprendente descubrir que tuvimos una mortalidad general más baja en este año que en muchos años anteriores, como por ejemplo se esta observando en Nueva Zelandia. O sea que la pandemia mejoró, por lo menos en este año, ese indicador de salud.


Recientemente los pre-cogs volvieron a hablar: si no mantenemos el apoyo político y presupuestal a nuestro pequeño pero notable sistema académico y de investigación, vamos a tener en el futuro un gran crimen: la pérdida de mentes brillantes y la destrucción de las capacidades nacionales, incluyendo ciencia, arte y pensamiento sobre el país. Ahora apuntando a lo que pasa en Brasil, la Academia de Ciencias de este país considera que los cortes de presupuesto de ciencia del gobierno Bolsonaro son una quema de cerebros igual o peor que la de árboles que está sucediendo en la Amazonia y el Pantanal.


Ya estamos frente a los desafíos de un mundo diferente, que incluyen las próximas pandemias, el aislacionismo y guerras tecnológicas entre potencias avasalladoras. Uruguay puede organizar el enfrentamiento a estos desafíos, superando en conjunto una de las causas de desigualdad social y creando capacidad de resiliencia y superación, como fue demostrado en la pandemia. Estos desafíos nos imponen tener nuestra propia capacidad de pre-conocimiento, de ver el futuro, y así modificarlo. Si las autoridades no escuchan a los pre-cogs, varios miles de uruguayos pueden pagar con su vida en el futuro.

Publicación original 14/09/2020

  • Facebook Black Round
  • Tumblr Black Round