• 25siete

#CasadeGalicia - Avances e incertidumbres sobre la salida a la crisis

Por Georgina Mayo

Las instituciones médicas Universal, Cudam, Evangélico y Círculo Católico son las que podrían absorber los afiliados de Casa de Galicia en función de gran parte de los trabajadores de esa institución.


El secretario general de la Federación Uruguaya de la Salud, Jorge Bermúdez, dijo a 25siete que “sin mejorar el Punto B de la Comisión Multisectorial del año 2001, 60% de los trabajadores de la institución clausurada están insertos en una nueva institución médica”. Bermúdez indicó que “este lunes los trabajadores por amplia mayoría ratificaron la salida amparada en ese documento y que también el Ministerio de Salud Pública confirmó su aplicación”. El dirigente subrayó que “el MSP ratificó, además, los otros dos puntos del documento preacordado el jueves para que los trabajadores cobren sus haberes de diciembre”. Añadió que el Punto B de la Comisión Multisectorial “se puede mejorar y que todo lo que facilite la reinserción de los trabajadores será bienvenido”.


Consultado sobre si está de acuerdo que las mutualistas más grandes que tienen más de 100 mil socios no sean consideradas para la absorción de socios de Casa de Galicia, Bermúdez dijo que “esa es una decisión del MSP”, pero que “falta mucho trabajo porque si su inclusión permite mejorar la redistribución de trabajadores, esa decisión deberá ser reconsiderada”.


El sindicalista dijo coincidir con la frase “para el peor momento, la mejor solución" y agregó que "20 años después la vida nos da la razón en medio de la tristeza de una decisión judicial que no tuvo corazón”.


La reunión política

En tanto, la bancada del Frente Amplio se reunió este lunes con el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, al tiempo que también lo hicieron los demás integrantes de la Comisión de Salud del Parlamento del resto de los partidos políticos.


El senador del Frente Amplio, Daniel Olesker, se refirió en la reunión con el secretario de estado al documento de su autoría de la Comisión Multisectorial del año 2001. Hace dos décadas, el actual senador frenteamplista ocupaba el cargo de asesor de la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) y fue el autor del Punto B del documento que apunta a garantizar la absorción de trabajadores en función de la cantidad de afiliados que deriven al resto de las instituciones.


Olesker dijo a 25siete que la salida se sostiene en base a tres pilares: “asegurar los puestos de trabajo, garantizar la atención de los usuarios y mantener la infraestructura para que pueda seguir siendo utilizada". Relató que “seguramente la planta sanatorial de Casa de Galicia quede en manos de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE)”. El senador del FA indicó, además, que en principio las instituciones más grandes como la Asociación Española y Casmu “quedarán fuera de la absorción de afiliados, así como cualquier otra institución que tenga más de 100 mil socios”. Otro de los filtros es que la institución que absorba a afiliados de la mutualista clausurada no puede recibir más de 15% de su población, y tampoco más de 20% de afiliados mayores de 65 años”.


Casa de Galicia tiene 44 mil afiliados y 30% de ellos es mayor de 65 años.


Olesker sotuvo que “la reunión con el ministro de Salud Pública puede calificarse como positiva, porque coinciden en que la distribución de los socios tiene que ser regulada y no por elección libre de los usuarios”. El senador frenteamplista agregó que “hay dos vertientes: por un lado retomar el Punto B del documento multisectorial del año 2001, ahora con la participación de la Administración de Servicios de Salud del Estado, y por otro, que ASSE forme un consorcio con mutualistas de la zona”.


Por otro lado, la senadora Lucía Topolansky redactó un proyecto de ley de artículo único que prevé que ante otra clausura de una institución de asistencia médica, el síndico designado por la justicia de Concurso debe convocar al Ministerio de Salud Pública como gestor sanitario”. El proyecto es de grave y urgente consideración por lo que se necesita mayoría especial para su aprobación que se busca sea el próximo miércoles.


Casa de Galicia cuenta con 1.250 trabajadores no médicos y 900 médicos.


La duda de los médicos

Si bien todas las partes ven avanzada la fórmula para una salida, el secretario del Sindicato Médico del Uruguay, José Minarrieta, dijo a 25siete que “todavía no está escrita una que nos de certeza”.


Minarrieta indicó que “actualmente existe un Sistema Nacional Integrado de Salud y pretendemos se nos incluya en la solución que se adopte para conservar los puestos de trabajo de los médicos y familias de médicos que vivían del salario de Casa de Galicia”.


Para eso dijo que desde hace meses el SMU viene relevando la situación de los 900 médicos. Minarrieta subrayó que “se priorizará la situación de los médicos asistenciales, porque entre esos 900 también están los que tenían cargos gerenciales”.


El secretario del gremio médico agregó que “hay que analizar con qué ratio las nuevas instituciones absorben a los afiliados y trabajadores”. La relación que había en Casa de Galicia era desproporcionada entre el personal y los afiliados, pero si la institución que se llevará a los socios conserva su propio ratio la solución no serán para todos”.


Minarrieta indicó que el objetivo del Sindicato Médico es asegurar las fuentes de trabajo de todos los médicos asistenciales y que acompañan este martes el paro decretado por la FUS con su campaña “yo apoyo a los trabajadores de Casa de Galicia. Nadie sin Trabajo”.

Publicación original: 28/12/2021