• 25siete

#CasadeGalicia - La FUS exige cumplir Convenio de 2001 para amparar a 2.500 trabajadores no médicos

Actualizado: 26 dic 2021

Por Georgina Mayo

“Si me siguen amenazando voy a cerrar Casa de Galicia”, dijo el síndico Júpiter Pérez, designado en noviembre por la justicia civil para dirigir la institución. El síndico expresó estas palabras el lunes pasado al secretario general de la Federación Uruguaya de Salud Pública, Jorge Bermúdez. La reunión se ubicó en la sede de Liga de Defensa Comercial, junto a representantes del sindicato de Casa de Galicia.


Bermúdez dijo a 25siete este viernes que la reunión fue en ese lugar porque los síndicos ni siquiera iban a la institución “y ni siquiera sabían dónde estaba la puerta menos aún cómo gestionar una institución médica”.


Según publica el diario El País el fallo del juez de Concursos de Primer Turno, Leonardo Méndez, establece que si bien es cierto que el MSP no decidió la liquidación de la sociedad, "al resolver continuar el trámite concursal optó por no continuar la intervención administrativa”.


El secretario general de la FUS respondió que “el juez que le ponga las palabras y dé la vuelta que quiera, el hecho objetivo es que el juez desplazó a las autoridades que el MSP había colocado y las consecuencias de ese desplazamiento son 2.500 personas sin trabajo y 42 mil usuarios sin atención. Brillante decisión del juez y brillante gestión de los síndicos”, sentenció.


Bermúdez indicó además que “en Casa de Galicia no había Director Técnico porque precisamente había sido desplazado por el juez Méndez quien cerró una institución de 100 años de vida en el marco de una pandemia y un empuje con nueva variante de Coronavirus. En definitiva se generó por primera vez desde 2004 un situación similar a la vivida con Cima España, que fue la última institución médica que cerró sus puertas en ese período”.


Durante el gobierno de Jorge Batlle en total se cerraron ocho instituciones de asistencia médica colectiva.


El punto B

La base de la salida es el punto B del documento de la Comisión Multisectorial firmado en 2001, que permitió -siguió Bermúdez-, la reinserción de 4.000 trabajadores no médicos de la salud.


“El acuerdo está vigente”, agregó el sindicalista, quien subrayó que el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, este jueves, reconoció su vigencia. El lunes próximo, la Federación Uruguaya de la Salud y las autoridades del sindicato de Casa de Galicia, volverán a reunirse con el ministro de Salud Pública.


¿Qué dice el punto B del documento?, que los usuarios en la medida que eligen libremente la institución en la que se atenderán, se congela el padrón de la institución al momento de su cierre. En este caso, Casa de Galicia tenía al 23 de diciembre 42 mil socios. Los afiliados tienen 30 días para elegir cualquier otra institución para asistirse. Luego de esos 30 días se contabiliza cuántos usuarios fueron captados por el resto de las instituciones y en función de ese número las instituciones deben tomar a los trabajadores no médicos del centro de salud clausurado.


Ahora bien, el punto está en que los trabajadores médicos no firmaron ese documento en 2001 y el planteo puede estar -según conoció 25siete-, en que no se reconozca su vigencia.


El secretario general de la FUS respondió que “en las últimas horas varios representantes del Frente Amplio propusieron su ayuda para salir de la situación. Entonces digo que la ayuda debe centrarse en pelear por la vigencia del documento del año 2001”, añadió.


"Si los médicos -dijo el sindicalista-, firman un documento similar aparte, no existirá ningún problema. Pero el que ya existe sólo rige para los trabajadores no médicos".

Publicación original: 24/12/2021