• 25siete

#Roslik - Fiscal dice que hay "cosa juzgada fraudulenta" y familia evalúa ir la Corte Interamericana

Por Georgina Mayo

La viuda y el hijo del médico Vladimir Roslik estudian llevar el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, luego de que este jueves la Suprema Corte de Justicia resolvió por unanimidad rechazar el desarchivo de la causa. La Corte indicó que cuando se archivó el caso en 2014, la Fiscalía debió presentar recurso de casación. El fiscal Ricardo Perciballe especializado en delitos de Lesa Humanidad, asumió la Fiscalía en 2018.


Por esta causa, la justicia militar procesó al mayor Sergio Caubarrere en 1984 a 4 años de prisión, pero el único militar responsabilizado finalmente solo cumplió 4 meses y 18 días de cárcel por el último homicidio de la dictadura.


Este miércoles, el periodista de TV Ciudad Mauricio Pérez adelantó la resolución de la Corte sobre el desarchivo de la causa Roslik. En tanto 25siete accedió a la sentencia de la Suprema Corte de Justicia donde se indica que se opone al desarchivo del caso por razones de forma.


El fiscal Perciballe fundamentó que el homicidio de Roslik no puede quedar archivado. Para el fiscal hubo cosa juzgada fraudulenta porque se juzgó a un militar por parte de sus pares que cumplió 4 meses de cárcel, sin que se realizara una investigación profunda. La Corte indicó en su fallo que el recurso de casación debió haberse interpuesto en 2014 y ahora -dice el máximo órgano judicial- no es posible discutir el archivo.


El abogado Pablo Chargoñia dijo a 25siete que habían previsto que podía ser “uno de los obstáculos, a pesar de que considero que la sentencia Gelman de 2011 de la Corte Interamericana de DDHH obliga a la Suprema Corte a decidir de forma diferente”.


La sentencia Gelman hace hincapié en que los casos de la dictadura se investiguen.

Podría continuar la investigación

Al finalizar la sentencia, la Suprema Corte de Justicia indicó que en caso de existir hechos que a criterio de la Fiscalía estén fuera de la causa juzgada en 2014, podrá investgarlos bajo el nuevo Código de Proceso Penal.

El fiscal Perciballe indicó que la causa del homicidio de Roslik se inició por una denuncia por los delitos de omisión de funcionarios a proceder a denunciar delitos, encubrimiento y falsificación de documento público que el Ministerio de Salud Pública presentó contra el médico Eduardo Saiz Pedrini, por tanto -dijo el Perciballe- esos son los delitos prescriptos y no el homicidio de Roslik.


El Tribunal de Apelaciones había concluido que Sergio Caubarrere fue condenado en el período democrático y que la sentencia no fue impugnada, pudiendo haberse hecho. El fiscal respondió a ese punto cuando presentó su recurso de casación. Dijo que Sergio Caubarrere no fue condenado por la justicia ordinaria sino por un tribunal militar y a una pena irrisoria por homicidio culpable.


“Estamos ante lo que se denomina cosa juzgada aparente o fraudulenta”, dijo el fiscal Perciballe quien sostuvo además que no es correcto que fuera posible impugnar la sentencia de archivo de 2014 o la condena a Caubarrere por el delito de homicidio culpable. Los familiares no estaban legitimados para recurrir hasta la vigencia de las leyes N°18.026 (que legisló en contra de la tortura en 2006) y N°19.293 (que dio vigencia al Código de Proceso Penal). El único legitimado en ese caso era el fiscal militar, agregó Perciballe.


En 2013, la justicia de primera instancia de Fray Bentos resolvió no hacer lugar a los pedidos de archivo de los militares indagados: Sergio Caubarrere, Dardo Morales, Agustín García Costa, Mario Olivera (ya fallecido) y Eduardo Saiz Pedrini. La sentencia fue apelada por los militaresy el Tribunal de Apelaciones de 2º Turno revocó en 2014 la sentencia y declaró que había cosa juzgada respecto de Sergio Caubarrere, por haber sido condenado anteriormente (por la justicia militar) por el delito de homicidio de Vladimir Roslik; y resolvió la prescripción de los restantes hechos de la presente causa.


Los hechos de la presente causa, sostuvo el fiscal Perciballe, tienen que ver con el encubrimiento denunciado en 1984 por el Ministerio de Salud Pública.


Cuatro años después del archivo de las actuaciones la viuda e hijo de Roslik, María Cristina Zavalkin y Valery Roslik solicitaron el desarchivo y presentaron nuevas pruebas con respecto a su causa.


La Suprema Corte de Justicia escribió en su sentencia que la investigación del homicidio de Roslik se suspendió por la vigencia de la ley de caducidad de la pretensión punitiva del Estado y se reanudó en el año 2011.

Publicación original: 29/07/2021