• 25siete

Cazafantasmas el Legado

Por Martín Coitinho

Desde hace unos años están de moda las llamadas “legacy sequels”. Estas secuelas se diferencian de las comunes por ser continuaciones de películas que tienen ya mucho tiempo, y que reúnen un elenco nuevo con elementos de la película original (sea elenco, locaciones, temáticas, etc.).


Se trata, entonces, de películas que son una continuación y también un homenaje a una original, y que (como ser el caso de “El Despertar de la Fuerza”) muchas veces tienen hasta casi elementos de remake, de contar la misma historia, pero con algunos cambios.


Es el caso de “Ghostbusters Legacy” o “Cazafantasmas el Legado”, como guste el lector.

Quizás el dato interesante aquí es que el tono es levemente distinto. Mientras la película toma mucho de la original de 1984 (está llena de homenajes, pero también hay una línea de historia directa que la vincula con aquella), lo que no adopta es el tono.


A veces olvidamos que la película original de los cazafantasmas era, por sobre todo, una comedia en la que Bill Murray, Dan Aykroyd se soltaban e improvisaban escenas. Y quizás por eso siempre fue difícil hacerle una continuación. Las comedias son el género más difícil de serializar.


“Legacy” evita esa trampa manejándose en otro registro. Mantiene el terror, pero lo combina más con una aventura spielbergiana de los 80s. Se parece más a una película de Amblin que al producto original. Y esto, que para algunos puede ser un pecado insalvable, es lo que hace que funcione.


La historia es liviana, pero la protagonista (la niña Mckenna Grace) es fantástica, y el resto del elenco está bien.


¿Se puede sostener el relato en base a nostalgia y homenajes? Apenas, pero la narración está bien construida, y al final se apela a la emoción y termina funcionando.


El público podrá dividirse claramente entre quienes vean aquí un producto cínico, diseñado para lucrar en base a nostalgia. Otros podrán ver el trabajo de un hijo (el director Jason Reitman, hijo de Ivan Reitman, director de la original) tratando de homenajear a su padre y a quienes hicieron una película que hasta hoy se recuerda (incluido y especialmente el fallecido guionista y actor Harold Ramis).


Lo que les puedo decir a los lectores, es que conmigo el homenaje funcionó.

Publicación original: 23/11/2021