• 25siete

#Cementera - Federación ANCAP y SUNCA llaman a resistir "engaño a la población"

Por Georgina Mayo

La Federación de Funcionarios de Ancap llamó a resistir la privatización de la industria cementera y convocan a una gran asamblea general junto al gremio de la construcción SUNCA. Denunciaron un engaño a la población con la incidencia que tenga esta iniativa en el precio de los combustibles.


El gremio que reúne a los trabajadores del ente manifestó en forma pública que rechaza “enérgicamente” la decisión del gobierno y la mayoría del directorio de ANCAP de privatizar la industria cementera estatal, porque se confirma-indicaron- el proceso de desmantelamiento de ANCAP.


FANCAP indicó que ese proceso comenzó con el cierre del proyecto productivo de Alur Belén, la eliminación del monopolio en puertos y aeropuertos, la entrega a privados del servicio aeroportuario de Carrasco y Laguna del Sauce, la eliminación de la obligatoriedad de adicionar biodiesel al gas-oil, y la no renovación del arrendamiento del buque para abastecer de combustibles las plantas de Juan Lacaze y Paysandú.


El gremio describe que la asociación del Estado con privados -tal como informara 25siete en ediciones pasadas-, significa, dijeron, “entregar al socio las fábricas, los recursos naturales y la gestión en un porcentaje mayoritario constituye una privatización". En un comunicado de este viernes el gremio del ente petrolero indicó que la resolución del gobierno “contraviene la decisión popular expresada en los referéndums de 1992 y 2003 de mantener a ANCAP estatal y pública".


El gremio subraya que la privatización de la industria cementera se enmarca dentro de la reforma del mercado de los combustibles, por lo que dicha decisión debería dejarse en suspenso hasta que el soberano defina en el referéndum sobre los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración. Otro de los puntos que el gremio denuncia es que con la asociación con privados en la planta de Paysandú “se entrega la riqueza natural de la piedra caliza (valuada en 10 mil millones de dólares) al capital privado en una concesión por 30 años”.


Denuncian engaño

Los trabajadores indicaron que “se engaña a la población diciendo que con esto bajarán los combustibles cuando el impacto económico en caso de trasladarse a tarifas sería de 0,05 $ (5 centésimos) por litro de combustible” y el desarraigo de unas 300 familias por los procesos de privatización en Minas y Paysandú.


En el comunicado público el gremio indicó que “ANCAP argumenta no tener recursos económicos para la instalación del horno 3, sin embargo, en el primer semestre del año perdió 117 millones de dólares para subsidiar fundamentalmente a los sectores agro exportadores, por lo que el impedimento no es económico, sino surge a partir de una concepción ideológica de clase y sus intereses económicos”.


Anunciaron en tanto que la Federación Ancap “resistirá junto al SUNCA, la Coordinadora de Sindicatos de Ancap, el movimiento sindical en su conjunto y las organizaciones sociales del campo popular, la privatización de la industria cementera estatal, y llamaron a realizar junto al gremio de la construcción-la mitad de la masa de trabajadores en la planta de Paysandú pertenece al Sunca- y la Coordinadora de Sindicatos de Ancap “una gran Asamblea General de los sindicatos con movilizaciones en Minas, Paysandú y Montevideo, para definir un plan de lucha en todos los terrenos”.

Publicación original: 25/09/2021