• 25siete

Chile: represores condenados por envenenar presos políticos con toxina botulínica en 1981

Actualizado: abr 11

Para la Corte de Apelaciones de Santiago fue "una operación especial de inteligencia".

En su senetencia fechada ayer, la Corte condenó a cuatro oficiales del Ejército y un exfuncionario de Gendarmería, por su responsabilidad en los homicicios calificados de Víctor Hugo Corvalán y Héctor Pacheco, así como los homicidios calificados frustrados de Guillermo Rodríguez, Ricardo Aguilera, Elizardo Aguilera, Adalberto Muñoz y Rafael Garrido.


Las sentencia señala que los homicidios "son consecuencia de una planificación de inteligencia elaborada y llevada a cabo por agentes del Estado, que formaban parte de un régimen represor, cuya finalidad era precisamente la desarticulación y aniquilamiento, principalmente de grupos de izquierda, entre los cuales destacaba el MIR, al que pertenecían, ya sea como militantes o simpatizantes, 5 de las 7 víctimas", quienes "se hallaban privados de libertad en la galería N° 2 de la cárcel pública de Santiago, a disposición de los tribunales militares, y por ende, desde un punto devista operativo, inactivos".


Asimismo sostiene que, "en consecuencia, la conducta atribuida a los acusados, se enmarca dentro de los denominados delitos de lesa humanidad, y por lo tanto, resultan imprescriptibles e inamnistiables conforme al Derecho Penal Internacional de los Derechos Humanos, y no altera tal calificación el hecho que dos de los ofendidos no pertenecían al MIR, ya que el actuar de los acusados formaba parte de una política de Estado practicada por sus agentes, de carácter sistemática y generalizada en contra de parte de la población civil, la que resulta ser de suyo inhumana en su naturaleza y carácter, y que ocasionó un grave detrimento en las víctimas, dos de las cuales fallecieron y otras cinco se salvaron producto de la adopción de medidas terapéuticas oportunas".


El tribunal confirmó la sentencia condenatorias de los militates retirados Eduardo Arriagada Rheren, Sergio Ollarzú, Joaquín Gana y Jaime Fuenzalida a 15 años y un día de presidio, y la del jefe de la prisión, Ronal Bennett, en calidad cómplice, a 10 años y un día de presidio.


Una semana antes, la Corte de Apelaciones de Santiago de Chile había revocado por falta de pruebas el fallo de primera instancia que condenaba a seis personas por el asesinato por evenenamiento del expresidente chileno Eduardo Frei Montalva en 1982.

Publicación original: 02/02/2021