top of page
  • Foto del escritor25siete

#Conaprole - Choferes exigen pago por controlar calidad de la leche y condiciones de trabajo dignas

Por Georgina Mayo


Más de 80 trabajadores recolectores de leche para las plantas de Conaprole, reclaman desde una nueva categorización que incluya las tareas técnicas que realizan los choferes, y que tiene que ver con la calidad de la leche que se procesa desde los tambos, hasta la cantidad insuficiente de baños que los afecta a la hora de la espera para entregar el producto. Los reclamos se suman a la decisión de la empresa Conaprole de cierre de la Planta N°16 ubicada en Mercedes.


La decisión significa que los transportistas recolectores deban recorrer 230 kilómetros más de ida y otro tanto de vuelta, extendiendo la jornada de 8 horas a 12 o 13 horas. Las denuncias del sindicato de trabajadores del transporte de leche indican que no todas las empresas reconocen las horas extra.


Además, el secretario general del sindicato de trabajadores del transporte de leche, Ruben Derduquez dijo a Radio Fénix y 25siete que las condiciones de trabajo son muy precarias: “varias empresas compran camiones cero kilómetros y retiran el aire acondicionado para luego venderlo. En total para toda la industria lechera existen 350 trabajadores choferes de recolección de leche".


Los trabajadores reclaman también protectores solares, porque la espera la entrega de la leche recolectada de los tambos hasta las plantas de procesamiento suman horas. Derduquez dijo a Radio Fénix y 25siete que “hay filas de 50 camiones, más de un kilómetro de fila y apenas un baño con dos gabinetes. Ni siquiera hay un lugar para que los trabajadores se sienten, tengan un microondas ni una jarra eléctrica”.


En un documento elaborado por el sindicato de transportistas de leche se preguntaron: ¿se puede pensar que el vehículo es un lugar donde refugiarse de las inclemencias? Las unidades del transporte, cuentan aproximadamente en un 40%, únicamente con condiciones favorables para palear estas jornadas, la flota se caracteriza por un bajo recambio y un bajo mantenimiento. Sin aire acondicionado y sin semicamas, que atenúan las dificultades, el grado de precariedad se dispara, recargando únicamente a los conductores.


Las empresas de transporte se encuentran altamente limitadas, en un universo de evasión fiscal elevado, de visualizar el valor agregado que han ido incorporando, trasladando al conductor profesional un oficio calificado de industria. En las últimas horas en el marco de la negociación de Consejos de Salarios los trabajadores procuran una fórmula que al fin reconozca la categorización de industria el trabajo de los conductores del transporte lechero.


Este lunes se votó un prórroga para continuar negociando y este martes se sumará a las conversaciones del Ministerio de Trabajo el sindicato de Conaprole. La categorización que reclaman se fundamenta en que los choferes deben comprobar que la leche entregada por los tambos esté en óptimas condiciones para ser industrializada. Se trata de una prueba de alcohol para verificar si se corta y se examina el color, olor y el aspecto de la leche. Si está en malas condiciones la leche no es trasladada a las plantas procesadoras.

Publicado: 28/11/2023

bottom of page