• 25siete

Confirmado: MSP modificó ordenanza y amplió uso de plasma de convalecientes en enfermos de COVID-19

Por Georgina Mayo

Salud Pública emitió una ordenanza para que los médicos puedan usar plasma Covid-19 en etapas precoces de la enfermedad. El acento estará puesto en pacientes mayores de 65 años con comorbilidades.


Como adelantara el jueves pasado 25siete ya se cuenta con evidencia científica internacional para indicar el plasma colectado de pacientes recuperados COVID-19 en etapas tempranas de la enfermedad. Hasta ahora era sugerencia aplicarlo en etapas graves, no gravísimas. Sin embargo, tras los estudios internacionales se sabe ahora que un paciente que desde el comienzo está presentado complicaciones, ya puede ser receptor de plasma COVID-19.


Este lunes el Ministerio de Salud Pública emitió la ordenanza habilitando el uso de plasma para etapas tempranas de la enfermedad, sustituyendo así la ordenanza de abril de 2020 cuando comenzó la recolección de plasma COVID-19.


En la ordenanza publicada esta mañana por EL MSP se sostiene que “las evidencias internacionales muestran alentadores resultados” y por ello se modificó -explica- el protocolo de actuación.


Reunir plasma COVID-19

En el procedimiento de acceso a los posibles donantes de plasma COVID-19 (PCoV) se requiere de la coordinación de la Dirección de Epidemiología de la DIGESA (MSP) -que dispone de un listado de las personas recuperadas de la enfermedad, sus datos de contacto, personales y de su evolución clínica- y del Programa de colecta.


La ordenanza también sostiene que la coordinación con los centros asistenciales, así como las redes sociales, son muy útiles y efectivas en lograr la captación de potenciales donantes.


La norma indica que es posible ser donante de plasma convaleciente todas las personas que cursaron la infección por COVID-19 independientemente de la gravedad y subraya además que una de las condiciones principales para hacer la donación es haber trascurrido 28 días del alta. Si bien la mayoría de los protocolos adoptados en otros países obtienen plasma convaleciente a partir de los 14 días, el MSP optó por emplear el límite de 28 días para permitir una mejor convalecencia al paciente.


Las personas seleccionadas por edad, serán contactadas por el Banco de Sangre, vía telefónica, donde se le hará un planteo inicial del objetivo del Programa, la utilidad del PCoV y se le propondrá la posibilidad de que acceda a donar. Si la persona accede se le informará el procedimiento con detalles y luego dará su consentimiento informado.

No todo positivo será donante

El paciente recuperado que quiera donar debe tener un título de anticuerpos de 1/400 o superior. El documento destaca como un punto importante que el tratamiento con plasma no presenta incompatibilidad con ningún otro tratamiento actualmente empleado en pacientes infectados con COVID-19 por lo que no interfiere ni requiere suspender o sustituir el plan terapéutico.


Hasta ahora las infecciones por COVID-19 presenta un amplio espectro de cuadros clínicos, desde personas que cursan la infección sin síntomas hasta los cuadros más severos que evolucionan rápidamente estableciendo una neumonía e insuficiencia respiratoria aguda en los primeros días de la enfermedad.


El MSP señala que el tratamiento con plasma está indicado en todo paciente afectado de SARS-CoV-2 y que carece de los anticuerpos específicos. Para la aplicación de plasma se considerará entonces a los pacientes de cualquier edad, especialmente los mayores de 65 años, que presentan comorbilidades. En ellos, según la nueva ordenanza, “se deberá realizar la indicación lo antes posible desde el inicio de la sintomatología”.


También sostiene que el tratamiento con plasma convaleciente no está indicado en pacientes que cursan la enfermedad en forma leve y no tienen comorbilidades. Tampoco debe ser utilizado como preventivo o como profilaxis luego de un contacto con un positivo.


La evidencia internacional

Se ha demostrado que la transfusión de plasma convaleciente a personas recientemente infectadas por SARS-CoV-2 es capaz de reducir la gravedad de la evolución de la enfermedad y se demostró que el tratamiento de los pacientes es más efectivo cuanto más precoz sea realizada la transfusión. La lógica es que el plasma le aporta al paciente los anticuerpos específicos contra el virus que éste carece y si la infusión es realizada durante el período de impregnación viral es más efectiva.

Además, los pacientes transfundidos con unidades de plasma convaleciente que presentan una concentración elevada de anticuerpos tienden a responder mejor al tratamiento.

Publicación original: 29/03/2021