top of page
  • Foto del escritor25siete

#CrisisHídrica - Hasta octubre o noviembre no habrá recuperación total

Actualizado: 25 jul 2023

Por Georgina Mayo

Los valores de clorudo y sodio en el agua que suministra OSE desde que se profundizó la crisis hidrica bajaron con respecto a la semana anterior cuando se había registrado más del doble de lo admitido para que el agua siguiera definiéndose como potable pero registraron una suba en las últimas horas del lunes porque de igual manera continúa la mezcla de agua dulce del Río Santa Lucía con aguas abajo de la Usina de Aguas Corrientes que contienen altos niveles de salinidad porque precisamente se mezclan con las aguas del Río de la Plata.


Para recordar el límite de clorudo permitido en el agua antes de que se intensificara la crisis hídrica en Montevideo y área metropolitana- la sequía comenzó a pronunciarse en octubre de 2022-, eran 250 miligramos por litro de clorudo y hasta el jueves 13 de julio hubo suministro de agua con 720 miligramos por litro. Antes de que sobreviniera la falta de agua potable, OSE históricamente ha registrado valores por debajo de ese máximo permitido. En tanto, el valor máximo permitido para sodio en el agua es 200 miligramos por litro hasta la semana anterior se ubicó en 440 miligramos por litro.


La primera autorización de la Ursea para que se pudiera suministrar agua a la población en esas condiciones fue el 26 de mayo pasado cuando debió mezclarse con agua del Río de la Plata.


Este fin de semana los valores bajaron porque la lluvia de días pasados fue escurriendo el agua para el embalse ubicado en la Cuenca de Santa Lucía y es por eso que la reserva de agua dulce comenzó nuevamente a crecer. De todas formas, la baja del clorudo aumentado en el agua durante más de 2 meses, verificada este fin de semana ya este lunes no se mantuvo. En un nuevo informe sobre la situación de emergencia hídrica, presidencia informó que los niveles de cloruro y sodio en el agua que suministra OSE a Montevideo y a la zona metropolitana volvieron a subir en las últimas 24 horas.


El promedio diario de cloruro en la línea 4 fue de 121 miligramos por litro, en la línea 5, 108 miligramos por litro y en la línea 6, 115 miligramos por litro. Sobre el promedio de sodio, en la línea 4 se registraron 104 mg/l; en la 5, 97 mg/l; y en la 6, 10 mg/l. En el último informe divulgado este domingo los valores tanto de sodio como de cloruro registrados habían estado por debajo de 100.


En tanto, las reservas de agua de Paso Severino crecieron -por la esperada acción de la lluvia en los suelos de la zona de la Cuenca del Río Santa Lucía donde parte de la lluvia es absorbida y el resto, la que los suelos no absorben, escurren hacia el embalse donde se represa. El nivel actual en Paso Severino se ubica en 7.330.196 metros cúbicos.


Sin embargo, el volumen de reservas en Paso Severino no es suficiente y 25siete pudo conocer que la cantidad de metros cúbicos registrados hasta ahora no es una cantidad que permita cubrir eventuales faltantes ante la eventualidad de déficit hídricos. Fuentes consultadas -que prefirieron no hablar públicamente- indicaron que “tenemos que ser conscientes que las perspectivas de recuperación total de las reservas se estiman para el mes de octubre a noviembre”.


Las reservas que lentamente siguen creciendo en la cuenca mencionada no son suficientes porque hasta antes de la crisis hídrica que llegó a su punto más alto en mayo pasado, las reservas de Paso Severino se ubicaban en 67 millones de metros cúbicos en Paso Severino, además de lo que aporta el agua proveniente de Canelón Chico. La apuesta está en que se recupere un nivel de lluvias de 100 milímetros mensuales que es lo único que puede normalizar la situación.


Al mismo tiempo luego que el gobierno respondió el informe de la ONU debido a la crisis hídrica que afecta a dos tercios de la población, se puntualizó en la respuesta divulgada que nunca se interrumpió el suministro a la población. Técnicos independientes consultados por 25siete indicaron que el corte del suministro no es optativo: el corte en las líneas de bombeo no se puede hacer fácilmente por dos razones, una porque la diferencia de presión entre seguir bombeando agua y cortarla podría afectar a las tuberías con el llamado Golpe de Ariete, y además si se cortara el suministro produciría consecuencias microbiológicas que podrían ser serias por los bolsones de oxígeno que se formarían.

Publicado: 18/07/2023

Comments


bottom of page