• 25siete

EPICOS-Uruguay cree que para el país es importante sumarse

Por Georgina Mayo.

Susana Pereira dijo a 25siete que pidieron al MSP abreviar los tiempos administrativos para iniciar la investigación que sumistra medicamentos contra el SIDA y la malaria a personas sanas, para conocer si tienen efecto en la prevención de COVID-19.

El ensayo clínico generó distintas repercusiones, luego que los integrantes del Comisión Nacional de Ética de la Investigación renunciaran, tras la autorización a desarrollar el estudio sin su aprobación.


La infectóloga Susana Pereira es la coordinadora responsable de EPICOS, estudio que procura conocer la eventual eficacia de dos antirretrovirales y la hidroxicloroquina en la prevención de COVID-19. Se trata de un estudio que se viene desarrollando en varios países.


Pereira dijo a 25siete que “la clínica diaria es desafiante, a veces angustiosa y muchas veces extenuante para quienes abrazamos la profesión médica” y, por esto, señaló que “debemos en minutos orientarnos a un diagnóstico y tratamiento. Nuestra formación científica nos permite estar preparados para realizar investigación clínica respetando normas éticas y morales”. Pereyra subrayó que “no se trata de un experimento sino de una investigación”.


La coordinadora del ensayo clínico EPICOS relató que para batallar contra esta pandemia del SARS Cov2, se trata a contra reloj obtener una vacuna pero se pregunta: “¿servirá para el futuro?” Y se repregunta: “¿y mientras tanto qué?”

EPICOS (ensayo clínico para la prevención de la infección por coronavirus en sanitarios) está dirigido al personal de salud que asiste pacientes con COVID-19 y consiste en administrar de manera preventiva y aleatoria uno o dos medicamentos y establecer en qué grado ayudan a prevenir la infección. En un ensayo clínico multicéntrico doble ciego: ni el investigador ni el participante sabe quién pertenece al grupo control y quién al grupo que recibe los fármacos.


Pereira detalló que EPICOS tiene sus órganos de gobernanza, y agregó que por encima del equipo de investigadores “existe un comité de supervisión y calidad de datos y otro comité externo independiente con el fin de salvaguardar los intereses de los participantes en el ensayo”.


La coordinadora de la investigación en Uruguay recuerda que los fármacos que se utilizan para este ensayo clínico están autorizados a nivel mundial y lo que se busca es si pueden ser utilizados para prevenir COVID-19, “porque desde hace tiempo se utilizan para otras patologías y han demostrado eficacia y seguridad”.


Indicó que en el marco de la pandemia, la OMS exhortó a realizar estudios que no se apartaran del rigor científico para contribuir a dominar “la situación que ha ocasionado esta epidemia, ratificando la premura en su realización”.


Uruguay fue invitado por el Ministerio de Sanidad español para integrar el ensayo clínico en mayo de este año, “cuando aún no teníamos certeza de cómo se iba a desarrollar la epidemia en nuestro país”, indicó Pereira.


A partir de ese momento, señaló, “iniciamos las acciones normativas para sumarnos al ensayo, y solicitamos a las autoridades abreviar los tiempos administrativos, situación que en el marco de una pandemia está avalado por compromisos internacionales”. Añadió que “se elaboró una carpeta con toda la documentación solicitada por el comité de ética del Ministerio, sumado a la aprobación de un comité de ética de uno los centros participantes y la adecuación del ensayo a las normativas legales del Uruguay”, entre otros requerimientos administrativos.


La actual situación en Uruguay con respecto a la pandemia que se presenta por brotes en los que se han podido identificar los nexos epidemiológicos y controlar los casos, “nos tiene expectantes”, dijo Pereira a 25siete, quien aseguró que para Uruguay es importante ser parte de este ensayo clínico.

Publicación original: 04/10/2020

  • Facebook Black Round
  • Tumblr Black Round