• 25siete

FUS denuncia persecución sindical en medio de campaña para derogar 135 artículos de la LUC

Por Georgina Mayo

Los trabajadores de la Salud Privada nucleados en la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) realizarán un paro con movilización el próximo 22 de febrero. Se movilizan por tres puntos que tienen carácter nacional: la recuperación de puestos de trabajo de Casa de Galicia, denuncian además prepotencia patronal en el Casmu y persecución sindical en una de las 15 empresas de servicios de acompañantes de Salto, Asisper.


El secretario general de la Federación Uruguaya de la Salud, Jorge Bermúdez, dijo a 25siete que el paro y la movilización que partirá desde el Obelisco hasta la puerta del Ministerio de Salud Pública "se trata del primer acto de masas en medio de la campaña que lleva adelante la FUS y el PIT-CNT para derogar 135 artículos de la LUC que permite la concentración de la riqueza, instala una lógica de legítima defensa y arrestos casi como una práctica, disminuyendo el Estado de Derecho, tanto para ricos como para pobres. Lo que vimos días atrás en Pinares del Este con la golpiza a un chico. La LUC es un peligro tanto para ricos como para pobres".


Bermúdez subrayó que el paro y la movilización tiene como centro la campaña por la derogación de los 135 artículos de la LUC y en particular, respondió, que existen preocupaciones para la FUS que además tienen carácter nacional.


Explicó que "el despido de dos dirigentes sindicales de la empresa de acompañantes Asisper no solo tiene que ver con una empresa en Salto ni un problema aislado próximo a las termas... es un problema de carácter nacional", definió Bermúdez, quien describió que ya hubo reuniones en el Ministerio de Trabajo.


La empresa de acompañantes es una de las 15 que existen en Salto. El dirigente sindical dijo que en ese departamento la complementación de servicios no existe: "hay 5 sanatorios, 3 mutualistas, un hospital... es el lugar donde más se muestra que la salud es una mercancía, donde existe el mayor registro de recursos de la salud y donde hace años se registra un no-control para que existan todos esos servicios".


Además de la situación en Salto, también la FUS denuncia "prepotencia patronal en Casmu, donde se disponen medidas para contravenir los laudos establecidos y se registran despidos arbitrarios de trabajadores".


Acerca de Casa de Galicia, la movilización también apuntará a la recuperación de los puestos de trabajo. Este miércoles, la Junta Nacional de Salud (Junasa) rescindió el contrato de gestión con la mutualista cerrada por orden judicial el 23 de diciembre pasado. La rescisión vino luego de que a comienzos de febrero el Parlamento votara una ley para habilitar la absorción de socios y trabajadores entre las mutualistas habilitadas por la normativa.


La ley también habilita a la liquidación de Casa de Galicia que tiene una deuda que trepa los 84 millones de dólares y varios de sus bienes embargados.


El secretario general de la FUS respondió a 25siete que "el representante de la FUS y del PIT-CNT en la Junasa se abstuvo de votar, porque entendió que no hubo instancias anteriores para estudiar los aspectos referentes al contrato de gestión que finalizó".

Publicación original: 17/02/2022






Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3