• 25siete

Gran tango

Actualizado: jun 8

Obra de Carlos Alonso (Mendoza, 1929)

Tras una infancia vivida en Tunuyán y Mendoza capital, a los catorce años ingresó en la Academia Nacional de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Cuyo, donde fue discípulo de Francisco Bernareggi, Ramón Gómez Cornet, Sergio Sergi y Lorenzo Domínguez, entre otros.


Su polifacética trayectoria artística está cargada de reconocimientos y premios, tanto en su país como en Europa.


Su vida y su obra están marcadas por igual por el compromiso político y estético, testigo de las convulsiones vividas por su país y América Latina en la segunda mitad del siglo 20. Su hija Paloma, secuestrada en 1976, es una de las 30.000 personas desaparecidas durante la última dictadura argentina y él mismo debió exiliarse en Italia en 1977.


Gran tango, pintada en 1975 y expuesta en 1976, sugiere la violencia de la época. Las reses colgadas de los ganchos dialogando tétricamente con figuras humanas bailando tango, entre poco sutiles alusiones de género, dan cuenta la argentinidad de la época. Otras obras de la misma serie dan protagonismo a otra cara del poder: la Sociedad Rural Argentina.


Al decir de David Viñas: “la pintura de Alonso nos intranquiliza”.

Publicación original: 30/03/2021