top of page
  • 25siete

Historias de verano

Por Baltasar Aguilar Fleitas

Muchos medios, diarios, revistas, televisión, tienen su zafra en verano. Por ellos nos enteramos de cuántos turistas ingresan, hacia dónde se dirigen, si les parece barato o caro, si volverán o no…el material gráfico que acompaña estas noticias generalmente muestra cuerpos preparados y “producidos” para la ocasión durante meses.


La juventud predomina en las playas o eso parece. El exhibicionismo narcisista de cuerpos atléticos suele eclipsar a personas de otras edades que tienen como objetivo disfrutar y recargarse de vitaminas y minerales de manera apacible y sosegada. Por eso dirigiremos la atención hacia este grupo.


Hoy la obra de arte es Viejo desnudo al sol del pintor español Mariano Fortuny (1838-1874). Es un óleo sobre lienzo de 1871, sus dimensiones son 76 x 60 cm y está en el museo del Prado, Madrid.


La obra presenta a un anciano con el torso desnudo bajo una fuerte luz solar y contra un fondo oscuro. Se aprecia un importante trabajo del pintor en relación con la incidencia de la luz sobre esa piel que, no caben dudas, es de un viejo. Si, es un viejo, como lo llamó el pintor y no un “hombre grande” como el maquillado lenguaje moderno quiere imponer. El rostro está muy trabajado ofreciendo contrastes de luz y sombra. Pues este viejo está ahí…con los ojos cerrados, ensimismado, disfrutando del sol con los brazos en jarra, sin prestar atención a lo que pasa a su alrededor.


Se puede discutir si es una obra de arte “fea” o “linda”. Puesta en oposición a los cuerpos de los jóvenes que monopolizan arenas y fiestas, probablemente esta sea una figura “fea”. La belleza es un estereotipo, un juicio aceptado en su época y que, a la vez, varía con el tiempo. Pero pese a la arbitrariedad que encierran los estereotipos, no deberíamos ignorar que la fealdad también existe. Umberto Eco escribió dos libros excepcionales, cuidadosamente ilustrados, Historia de la belleza e Historia de la fealdad. Invito a que los miren. Es muy interesante ver cómo han variado los conceptos de belleza y fealdad a lo largo de la historia.


Bella o fea esta es una buena obra de arte, por sí misma y por lo que sugiere: podríamos hablar largo rato de lo que ronda en torno a esta imagen, en especial en relación con el tema de la vejez y el edadismo.


Llegados a este punto es apropiado recordar, por si no estuviéramos debidamente advertidos, dos líneas del gran Shakespeare:


“El tiempo desfigura el florido conjunto de la juventud

y surca de paralelas la frente de la hermosura”

Publicada: 10/01/2023


Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3
bottom of page