• 25siete

"Ilusión óptica": Uruguay no aparece en la agenda china para concretar un TLC

Por Georgina Mayo

A comienzos de setiembre el Poder Ejecutivo anunció en conferencia de prensa que había iniciado negociaciones formales con China para la firma de un Tratado de Libre Comercio. Un documento elaborado por el exministro y exviceministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa y Ariel Bergamino, al que accedió 25siete, indicó entre otros puntos que “habría que verificar si se trata de una variante en la estrategia china de comercio internacional o se trata de una ilusión óptica del gobierno uruguayo urgido de anunciar buenas noticias como forma de atenuar dificultades, carencias y lados oscuros de su gestión.”


Las dificultades para concretar el avance de las negociaciones en un TLC con la segunda potencia del mundo no son menores, teniendo en cuenta que todos los acuerdos comerciales por fuera del Mercosur deben ser ratificados por los cuatro socios plenos del bloque.


A todo esto, en abril pasado, la BBC News informó en el marco de la pandemia, que Paraguay no reconoce a China y no tiene relaciones diplomáticas con ese país y que sí las mantiene con Taiwan.


Este jueves el economista y periodista Gabriel Papa informó en La Diaria el panorama de las negociaciones con China.


En un tramo de su columna indica que “por el lado de la superpotencia asiática no sólo no hay información oficial (excepto por los dichos del embajador Wang Gang) sino que no existe en la web de la agencia encargada a tales efectos, el Ministerio de Comercio, referencia alguna al interés de alcanzar alguna clase de TLC con Uruguay, ni mención a ninguna clase de estudio de (¿pre?) factibilidad en curso o proyectada. De hecho, Uruguay no aparece, por supuesto, en la lista de países que tienen un TLC con China (entre los que se encuentran Chile, Perú y Costa Rica), ni entre los que figuran con un TLC “en negociación”, ni, tampoco, entre aquellos que figuran en la lista de países “bajo consideración” para un TLC.


El documento de la oposición política

Nueve días más tarde del anuncio del presidente Lacalle Pou en conferencia de prensa el 7 de setiembre pasado, cuando se refirió a la respuesta de China, Nin Novoa y Bergamino presentaron a los expresidentes interinos del Frente Amplio, Ricardo Ehrlich y María José Rodríguez, un informe sobre el eventual TLC.


El informe, al que tuvo acceso 25siete, indica que “pese a la teatralidad y el mesianismo con que fue revestido, el anuncio presidencial sobre el inminente inicio de un estudio de factibilidad respecto a un eventual Tratado de Libre Comercio entre Uruguay y China, siendo una noticia positiva no es una primicia ni supone su inexorabilidad”.


Nin y Begamino sostuvieron que “estudiar la factibilidad de un tratado comercial entre ambos países es, en primer término, un hecho pertinente dado la evolución, el nivel actual y las perspectivas de las relaciones comerciales entre China y Uruguay”, y recordaron que el relacionamiento comenzó en 1988, tras lo cual "hubo sostenidos esfuerzos, progresivos avances y resultados tangibles”.


Subrayaron que China es el principal socio comercial de Uruguay y cooperante e indicaron que “el estudio de factibilidad tan aparatosamente anunciado es, en realidad, continuar (y en ciertos aspectos repetir) un camino ya recorrido” .


Recordaron que “un Grupo Técnico de la Comisión Interministerial para asuntos de Comercio Exterior elaboró un Estudio de Evaluación de Impacto de un eventual acuerdo comercial entre Uruguay y China”. Nin Novoa y Bergamino recordaron que “la contraparte china no se expidió sobre los términos de referencia planteados por Uruguay, pero en diferentes instancias resaltó que un tratado comercial con Uruguay no podía concretarse por fuera o en contra del Mercosur. Asimismo, señaló que China no desea que eventuales negociaciones y acuerdos con Uruguay le generen rispideces con Brasil y/o Argentina”.


El documento de la oposición señaló que “a juzgar por el tenor del anuncio del Presidente Lacalle, China ha variado aquella posición” y añade más adelante que “habría que confirmar si efectivamente se trata de una variante sobre la estrategia del comercio internacional, relacionamiento con el Mercosur e interacción con sus Estados parte, (lo cual no es imposible pero tampoco frecuente o inocuo) o se trata de una ilusión óptica del gobierno uruguayo urgido de anunciar buenas noticias como forma de atenuar dificultades, carencias y lados oscuros de su gestión.”


En caso de que el anuncio tenga un sustento cierto y consistente, tanto los términos de referencia como el estudio de impacto ya realizados, debieran ser tenidos en cuenta en esta etapa”, señaló el documento de setiembre y agregó que “resulta llamativo que algunos actores de entonces, en el cuadro de deslumbramiento y euforia que hoy presentan quieran soslayar aquel proceso al que aportaron y del cual también se beneficiaron, pero la realidad es como es y no como nos gustaría que fuera”.


“Ante la teatralidad del gobierno y la euforia simplona de quienes creen el TLC con China es inexorable, su negociación será breve y sencilla y sus beneficios serán mágicos o milagrosos para Uruguay, el FA debe mantener la actitud positiva pero prudente con que desde el ejercicio del gobierno nacional encaró la posibilidad de un tratado comercial con China”, añadieron los exjerarcas en su informe.


"Porque gobernar no es exhibirse, festejar o lamentarse -concluyó el documento- sino gestionar el presente y anticiparse al futuro posible en el marco de un proyecto estratégico de país inserto en su región y en el mundo".

Publicación original: 21/01/2021






Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3