top of page
  • Foto del escritor25siete

#Invicto - El fiscal va por el mayor Ivo Morales sindicado como principal torturador de Roslik

Actualizado: 16 oct 2023

Por Georgina Mayo

El fiscal de delitos de lesa humanidad, Ricardo Perciballe, nunca perdió una causa desde que en 2018 comenzó a investigar los crímenes cometidos durante la dictadura. El caso Vladimir Roslik es una de las causas en las que se volcó la insistencia de un fiscal clave en desentrañar la historia reciente de Uruguay.


Para alcanzar las nueve imputaciones obtenidas en el caso de las torturas al médico Vladimir Roslik, perpetradas en los operativos de 1980 y 1984 junto a otras 32 personas a quienes también se detuvieron ilegalmente, el fiscal Ricardo Perciballe debió llegar hasta la Suprema Corte de Justicia.


Fue uno de los casos más complejos para el fiscal especializado en delitos de lesa humanidad porque la justicia de primera instancia y un Tribunal de Apelaciones en lo Penal habían fallado que en el caso Roslik ya contaba con cosa juzgada, es decir, que el responsable del homicidio que fuera procesado en 1984 por la justicia militar y que por ese delito cumplió cuatro meses de cárcel, no podría ser juzgado nuevamente.


El fiscal Perciballe adujo cosa juzgada fraudulenta pero la Suprema Corte de Justicia respondió que si bien no podría continuar investigando ese hecho podría abrir un nuevo proceso con las reglas del nuevo Código de Proceso Penal. En el año 2018, Marys Zabalkin y Valery Roslik, viuda e hijo del médico Vladimir Roslik pidieron el desarchivo de la causa en Fray Bentos.


Luego de reiniciada la democracia, la investigación sobre el caso de la muerte de Roslik se inició tras la denuncia que promovió el Ministerio de Salud Pública por los delitos de omisión de funcionarios a proceder a denunciar delitos, encubrimiento y falsificación de documento público por su intervención en la investigación del homicidio de Vladimir Roslik, perpetrado en el año 1984. La investigación se suspendió por la vigencia de la ley de caducidad de la pretensión punitiva del Estado y se reanudó en el año 2011 tras la revocación del acto administrativo.


Luego de que el fiscal Perciballe presentara el recurso de casación, la Suprema Corte de Justicia, en una resolución del año 2021, indicó que si la fiscalía entendía que había otros delitos para imputar por esta causa- distintos a los del homicidio donde operaba cosa juzgada-, tenía luz verde para investigar con las reglas del nuevo Código de Proceso Penal. Así se comenzó en 2021 una nueva causa por las torturas a Roslik y a otras víctimas del operativo militar en la Colonia San Javier en el año 1980, cuando se detuvo al mismo tiempo a 25 personas, entre ellas el médico de la Colonia San Javier.


Cuatro años más tarde, en 1984, en otro operativo encabezado por los militares y ya cuando la dictadura finalizaba, nuevamente detuvieron a Roslik y a otros siete habitantes de la Colonia San Javier. Hubo 12 personas responsables entre los dos operativos y por eso recientemente el fiscal Ricardo Perciballe los imputó.


La jueza Selva Siri de Fray Bentos procesó a 9 de los 10 oficiales presentes en la audiencia. Sin embargo, no accedió a formalizar por los delitos de lesiones graves, abuso de autoridad contra los detenidos y privación de libertad al mayor retirado Dardo Ivo Morales porque entendió que había sido imputado por el operativo de 1980. Consultado por Radio Fénix y 25siete, el fiscal Perciballe respondió que no haber dispuesto la formalización de Morales “no tiene asidero legal porque se imputó a ocho oficiales por el operativo de 1980 -que nunca se había investigado y que tuvo que ver con las torturas a Roslik y otras víctimas-, y a su vez los hechos de 1984 nada tiene que ver con esa causa del operativo de 1980” en la que Morales fue formalizado sin prisión.


A todo esto, Morales está considerado como el eje central de la represión en la Colonia San Javier. Por su lado el fiscal Perciballe presentó entonces dos recursos de apelación: el primero, contra la resolución de la jueza Siri de formalizar a Morales por el operativo de 1980 pero sin prisión, y en segundo lugar, por no haberlo formalizado por su responsabilidad en el operativo del año 1984.

Publicado: 08/10/2023

Comments


bottom of page