• 25siete

La bocca mi bació tutto tremante

Por Baltasar Aguilar Fleitas

Estamos en la Divina Comedia, de Dante Alighieri; en el infierno, círculo de los lujuriosos, canto V.


Dante, guiado por Virgilio, ve a una pareja que es impulsada por un viento muy fuerte y arremolinado. Pregunta quiénes son esos desgraciados, que andan juntos pero sin alcanzarse. Virgilio le pide que espere a que estén más cerca, la mujer de la pareja narra la historia y Dante la escribe de manera magistral en uno de los pasajes más extraordinarios de la literatura universal. Ambos protagonistas estaban en vida leyendo y cuando llegan a un episodio de amor, sus ojos se buscaron, sus rostros palidecieron, y se abrazaron en un beso inmortal. Se trata de lo que les ocurrió a Paolo Malatesta y Francesca da Rimini que vivieron durante la Edad Media y que fueron asesinados por Gian Ciotto Malatesta, esposo de Francesca y hermano de Paolo, quien los descubrió en un beso adúltero.


“Quando leggemmo il disiato riso esser bacciato da cotanto amante, questi, che mai da me non fia diviso, la bocca mi bació tutto tremante. Galeotto fu il libro e qui lo scrisse: Quel giorno più non vi leggemmo avante.”


“Al leer que la risa deseada

era besada por tan gran amante,

éste, que de mí nunca ha de apartarse,

la boca me besó, todo él temblando.

Galeotto fue el libro y quien lo hizo;

El beso de Rodin no es solo mármol sino que cuenta una historia. Sigue siendo uno de los besos más conocidos junto con el de Klimt, del que ya hablaremos.



Pronúnciese y escúchese: “la bocca mi bació tutto tremante”: imponente.


Una historia de amor, de amor prohibido, una historia de libros y condenación eterna.


Auguste Rodin (1840-1917), inspirado en esos versos inolvidables de Dante, realizó en 1889 la escultura universalmente difundida, conocida y elogiada llamada El beso que hemos elegido la obra de arte de la semana. Esta pieza forma parte de la gran cantidad de obras (pinturas, grabados, esculturas) dedicadas a la Divina Comedia.


Inicialmente El beso formaba parte de La puerta del infierno que le fuera encargada a Rodin por parte del Ministerio de Bellas Artes francés.


Posteriormente la pareja fue quitada del portal y quedó como obra independiente. Rodin nunca explicó las razones de esa decisión pero probablemente comprendió que la dulzura de El beso no encajaba bien en la atmósfera trágica del portal.


El éxito que tuvo El beso hizo que además de la escultura original en mármol que está en el Museo Rodin de Paris, existan varios besos en el mundo hechos con distintos materiales.


El beso de Rodin no es solo mármol sino que cuenta una historia. Sigue siendo uno de los besos más conocidos junto con el de Klimt, del que ya hablaremos.

Publicada: 08/11/2022

Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3