• 25siete

#LuisLacallePou - ¿Debería pensar en renunciar?

Escribe Uruguayo Transparente

Ojalá se animen a publicar este modesto artículo de un frenteamplista de a pie que nunca tuvo ni pidió un carguito.


Indigna que el escándalo de la Torre Ejecutiva, apenas si se refleja en los medios comunicación (nobde los poderosos de siempre ni de los "amigos").


Como persona de izquierda de toda una vida, me indigné con lo que hizo Sendic. Aplaudí que renunciara como vicepresidente y me hubiera gustado que lo hubiera hecho antes.


¿Qué hizo Sendic? Puso en el curriculum que era licenciado, cuando no lo era y no lo es. Que otros políticos blancos, colorados y del Frente (yo tengo memoria) hayan hecho lo mismo, para mí no lo justifica.


¿Qué más hizo Sendic? Usó la tarjeta corporativa de Ancap para compras personales o regalos. Una de esas compras fue una bermuda en una tienda de La Paloma para un visitante extranjero que se había olvidado del traje de baño.


¿Por qué lo denunciaron? La "banda de las gabardinas" lo denunció por 11 delitos. Lo revisaron de arriba a abajo y de los 11 quedó uno solo: el uso de la tarjeta. Y el fiscal y el juez dijeron que no tuvo enriquecimiento ilícito. Nunca existió nada de lo otro, ni existió el famoso "colchón de Divino", del que habló una "compañera legisladora" para hechar una nafta que no hacía falta arriba de Sendic que ya estaba quemado.


Por suerte renunció y en todo el mundo dijeron que el Uruguay era un país ejemplar, porque renunciaba el número dos del gobierno por unas desprolijidades que en este país y en el Frente Amplio salen caras (acuérdense cuando Tabaré echó a Liberoff de la Intendencia , sin que hubiera corrupción sino por eso de "ser y parecer".


Ahora está preso el jefe de seguridad del Presidente de la República, que también es jefe de una asociación para delinquir que vende pasaportes uruguayos auténticos a la mafia rusa y a los capos narcos, que tiene la base de datos de la Dirección Nacional de Identificación Civil y maneja todo desde la Torre Ejecutiva.


Ahora se sabe que cuando Lacalle lo puso ahí ya tenía 35 anotaciones y que hace poco estuvo preso por delinquir (pero dijo en la conferencia de prensa la que no tenía antecedentes).


¿Qué nos pasa a los uruguayos y a la prensa? No hablo de Cardoso, de Moreira, del sobrino de Argimon (aquel que nunca contó quién era el "dealer de Luis"), de Bascou, de Raffo, de Verónica Alonso, ni del alcalde de los "mil favores". Hablo de la institución Presidencia de la República.


Cualquier funcionario público puede ser destituido por ineptitud o por delito: ¡por cualquiera de las dos! ¿Al Presidente de la República le debemos exigir más o menos que al funcionario más humilde?


¿Lacalle Pou no debería pensar en renunciar, por su bien, por su familia, por su partido y por las instituciones? Como hizo Sendic, pero por cosas que parecen ser mucho más graves.

Publicada: 16/10/2022





Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3