• 25siete

"Manifiestamente criminales": Ohannessian y Silveira a prisión en la causa de 28 expresas políticas

Actualizado: jun 13

Por Georgina Mayo

Si existe una orden ilegítima y no hubo coacción de ninguna especie, entonces, un soldado o militar no puede ampararse en la obediencia debida. Lo dice el fallo que procesó a Ohannessian y Silveira por la causa de las 28 expresas políticas.


"Óscar", "Turco" o "Armenio", tales los alias usados por el militar retirado Antranig Ohannessian, procesado con prisión este viernes por la jueza Silvia Urioste, a pedido del fiscal Ricardo Perciballe.


La primicia fue dada por 25siete a través de la red social Twitter, apenas se conoció la sentencia judicial por la que Ohannessian fue procesado por los delitos de abuso de autoridad contra los detenidos, privación de libertad y lesiones graves en la causa de las 28 expresas políticas que denunciaron abusos sexuales y torturas durante la dictadura en distintas dependencias militares del país.


En esta causa, iniciada tras la denuncia en 2012, también fue procesado Jorge Silveira, a quien -además de los delitos compartidos con Ohannessian- se le sumaron varios delitos de atentado violento al pudor.


El fiscal Ricardo Perciballe también había solicitado el procesamiento de los ya fallecidos Silcar Borges y Julio Litovsky. Ambos cargaban con los delitos nombrados y atentado violento al pudor.


Guardia de seguridad en La Pataia

Además de la causa de las 28 expresas políticas, Antranig Ohannessian es indagado por otras vinculadas a las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura: como la desaparición de los militantes Gerardo Gatti, Bernardo Arnone, Juan Pablo Recagno y María Emilia Gatti de Islas, secuestrados en 1976, en Buenos Aires.


Ohannessian intentó fugarse de su vivienda del barrio Buceo el 14 de agosto de 2013, pero fue capturado por la Policía. La noticia también impactó en Argentina, porque el militar retirado había actuado en el centro clandestino de reclusión Automotores Orletti. Tras su captura hace ocho años, Telemundo 12 y Montevideo Portal, informaron que Ohanessian trabajaba desde hace varios años para la princesa Laetitita DÀrenberg, tanto a nivel de seguridad privada en su casa como desempeñando funciones de seguridad en el tambo La Pataia.


Montevideo Portal consignó entonces que fuentes allegadas a la familia D'Arenberg señalaron que la princesa se mostró sorprendida por la detención del militar.

Obediencia debida no ha lugar

El fallo de primera instancia de la jueza Silvia Urioste recoge la actual doctrina sobre la obediencia debida. La resolución a la que tuvo acceso 25siete indica que “un límite al deber de la obediencia debida consiste en la ilegitimidad de la orden, caso en el cual no solo se tiene el derecho sino el deber de desobedecer".


La jueza escribe en el fallo: “cuando lo ordenado es manifiestamente criminal, el subordinado no debe cumplir las órdenes habida cuenta que en las legislaciones modernas no se acepta el concepto de obediencia pasiva, ciega o absoluta”.


Urioste fundamenta que “por tanto va de suyo que los imputados indubitablemente conocían el contenido delictivo del mandato que vulneraba groseramente el orden jurídico”. El fallo indica que “no era obligatorio ni se alegó, ni se probó coacción ni temor irresistible que impidiera examinar la orden”, de torturar.

Publicación original: 20/03/2021