• 25siete

Manini: más que dictadura, lo que hubo fue un período inter electoral

Actualizado: sep 17

Por Violeta Pretil – Humor en serio.

- General Manini, ¿en qué cambiaron las circunstancias para que modificara su promesa de votarse el desafuero?

- Algunos malos orientales, vaya uno a saber con qué fines inconfesables, están haciendo correr la voz, entre los cabildantes y algunos otros despistados, que fue Irene que me dio la orden. Le doy mi palabra de honor, que es lo más sagrado que tiene un soldado, que eso es una falsedad. No niego que a veces me meta la pesada, pero justo esta vez fue una decisión tomada en solitario y ante mi sola conciencia.

- ¿Pero cuál fue el cambio de las circunstancias?

- No sé quién la mandará hacer esas preguntas con la que pretenden hostigarme a mí y a mi éxodo cabildante. Pero no me temblará el pulso para responderle, si ello fuera necesario para proteger mi honor y el de la fuerza.

- Lo escucho, entonces…

- Unas eran las circunstancias en campaña electoral, cuando uno tuvo el privilegio de recorrer los sencillos hogares de la familia militar y algo tenía que prometer. Otras son las circunstancias, cuando uno está en el Senado, se la pasa bajando línea a la Torre Ejecutiva y no tiene vocación de comerse los mocos. La actitud de éste líder de Cabildo Abierto se llama coherencia: acepté renunciar a los fueros cuando no los tenía y me aferro a los mismos ahora que los tengo.

- ¿Cómo valora el desempeño de los ministros de Cabildo Abierto en el gabinete multicolor?

Está a la altura de Cabildo Abierto. La ministra de Vivienda Irene Moreira (no por ser la patrona la nombro primera, sino por ser dama, yo cuido la educación) le dará casitas a los soldados más humildes y algo un poco mejor, como tiene que ser, a los señores oficiales y jefes. Aunque la vivienda es un derecho que está en la Constitución (uno de los libros más importantes junto con la Biblia), para algunos trasnochados solo se aplica a los civiles.

El ministro de Salud Pública Daniel Salinas dio clase de solidaridad, esa que la izquierda vernácula cree poseer en monopolio, cuando en plena pandemia se largó hasta Solís a revisar la heladera de su cuñado porque hacía un ruido raro (parece que era el motor).

Y qué decir de mi pollo y camarada, Rivera Elgue, dignísimo ministro de Defensa Nacional, haciendo en silencio todo lo que hay que hacer, mientras al pediatra lo tenemos aprendiendo el ABC de la instrucción militar en los cuarteles. A veces ordeno que lo dejen pasar al Casino de Oficiales y él siempre agradece. Quiero ser justo: García no nos ha dado ningún tipo de problema.

- ¿Qué piensa Manini de la dictadura cívico-militar que gobernó el país entre el 27 de junio de 1973 y el 28 de febrero de 1984?

- ¡Cómo se suben al pony los civiles! Nosotros hicimos todo el gasto, y sin embargo alguna gente con fines inconfesables introduce esa palabrita irritante: “cívico”.

Y tampoco me gusta que se hable de dictadura, porque no la hubo. Fue un período inter electoral. En ningún país del mundo hay elecciones todos los días. No escuché a nadie decir que entre el segundo período de Tabaré Vázquez y nuestro triunfo electoral hubo una dictadura. Y sin embargo pasamos cinco largos años sin elecciones. Pero claro, si se trata de molestar a Cabildo Abierto, todo sirve, hasta esos inventos descabellados con tufillo foráneo

- Llegó el momento de las preguntas ping pong, ¿está listo senador?

- Como un soldado.

- ¿El militar que más admira?

- Eleuterio Fernández Huidobro. Un soldado de verdad, con todos los códigos. No siempre estuvimos en el mismo bando, pero siempre supimos entendernos.

- ¿Una frase de cabecera?

- Me encanta: “fines inconfesables”. Nada me indigna más que aquel que no confiesa.

- ¿Un peligro para la democracia?

- Las vacunas.

Publicación original 15/09/2020

  • Facebook Black Round
  • Tumblr Black Round