• 25siete

Ni bueno ni malo: uso en plasma de convalecientes no beneficia a pacientes COVID-19 internados

Lo demostró un estudió publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet que incluyó unos 11.558 pacientes de 177 hospitales del Reino Unido. La administración de plasma donado por convalecientes de la enfemeredad no mejora la mortalidad ni la evolución de los pacientes: tampoco genera eventos adversos significativos.

El experimento clínico demostró que el uso de este tratamiento no disminuye la mortalidad de los pacientes hospitalizados por COVID-19. Tampoco supone una mejora en otros aspectos de la evolución, como alta hospitalaria más precoz o una menor necesidad de uso de respirador o de diálisis renal.


A la vez que no muestra utilidad terapéutica en los pacientes interndos por COVID-19, tampoco supune un incremento de las complicaciones en el grupo de pacientes sometidos a esta terapia experimental.


El estudio advierte que serán necesarias nuevas investigaciones para saber si esta terapia pueda tener utilidad en pacientes no hospitalizados.


Desde setiembre de 2020 25siete ha venido informando sobre el tema y su aplicación en Uruguay. En su momento, Egdar Lima, infectólogo y miembro de la comisión especial creada por el MSP para acopiar plasma hiperinmune, en nota exclusiva para este portal ya había señalado que había "más dudas que certezas" sobre los resultados y advirtió sobre las dificultades de lograr evidencia científica sobre su eficacia.


En marzo de 2021 el MSP autorizó el uso de este tratamiento en las etapas inciales de la enfemedad.

Publicación original: 16/05/2021