• 25siete

#Océano - Justicia decidirá si son "subsanables" decenas de omisiones constatadas x la nueva fiscal

Por Georgina Mayo

La declaración de la principal presunta víctima de la Operación Océano otra vez quedó congelada. La nueva fiscal del caso, Mariana Alfaro, comunicó a la jueza María Noel Tonarelli faltas constatadas en la causa sobre documentación y elementos de prueba a las que las defensas no accedieron. Desde Fiscalía se respondió que las faltas son subsanables, pero algunas de las defensas consultadas por 25siete indicaron que la víctima ya declaró y que los abogados no contaron con esos elementos a la hora del interrogatorio realizado a mediados de setiembre pasado.


En la última audiencia realizada la jueza resolvió suspender parte del interrogatorio a la principal víctima, porque la declaración de un testigo no había sido incorporada en la carpeta investigativa para que pudieran acceder las defensas de los 32 imputados de la Operación Océano.


Ahora, la fiscal Mariana Alfaro, quien está a cargo de la causa, detectó y comunicó a la jueza Tonarelli un cúmulo de elementos de prueba a las que tampoco accedieron las defensas de los imputados.


En el documento al que accedió 25siete se detallan varias de esas faltas, que ahora generaron que parte de los abogados de los imputados presenten el que sería el tercer período de nulidad.


La fiscal Alfaro comunicó a la jueza Tonarelli que “de un exhaustivo análisis de las evidencias que integran la carpeta de investigación de la causa, que incluyó la revisión de la documentación impresa existente, tanto en sede policial como en Fiscalía, y el debido cotejo con las entregas realizadas a las defensas, se verificó la detección de documentos que se encuentran cargados a los sistemas informáticos, pero que no fueron entregadas a las defensas”.


Se detectó falta de “actas de incautación, lecturas de derechos al momento de realizar las detenciones y cadenas de custodias de objetos incautados respecto a 17 indagados de los 32 en total. Declaración de 3 testigos en acta que aportan información sobre el momento desaparición de una de las víctimas que resultó muerta en Maldonado en 2019, declaraciones de tres testigos en audio, relevamiento fotográfico del celular de uno de los imputados, respecto a conversaciones mantenidas con una de las víctimas, fotografía de conversación de WhatsApp obtenida del celular de una de las testigos, un informe de inteligencia con información extraída de la notebook de uno de los imputados, la declaración de una de las víctimas realizada en Interpol, un informe de Delitos Complejos sobre la extracción de información del celular de un imputado solicitada por él, una conversación registrada entre la principal víctima y un testigo fallecido, capturas de pantalla referente a otro de los imputados, declaración de uno de los testigos, foto pantalla con movimientos migratorios de una de las testigos, nueve constancias de inasistencias de imputados a pericias del ITF, 13 constancias de inasistencias de víctimas a pericias psicológicas del ITF, cuatro pericias realizadas a imputados y víctimas, declaración de un testigo empleado de un hotel y del gerente general de otro hotel, testimonios de partidas de nacimiento de las víctimas y un memorando de la Sección Lavado de Activos de Interpol referente a dos imputados y notificaciones de detención, actas de incautación y cada de custodia de 28 imputados”.


Uno de los abogados consultados, Santiago Alonso, dijo que “se realizó el interrogatorio en general a la presunta víctima sin que pudiéramos acceder a esos elementos de prueba”. Otro de los consultados se preguntó: “¿subsanable? Ah, si se puede llamar de nuevo a la principal víctima para que declare…”. De igual manera entienden que el Tribunal de Apelaciones, a pesar de estas situaciones, no decretará la nulidad del caso. La fuente agregó que “lo que debería hacer la fiscal Alfaro es separar las situaciones y presentar acusación contra quienes tiene pruebas”.


El abogado Santiago Alonso dijo a 25siete que “la Fiscalía responde que son subsanables las faltas detectadas, porque el Tribunal de Apelaciones negó el recurso de nulidad presentado por las defensas de los imputados en febrero pasado, basándose en que la falta de la descarga de uno de los celulares a la que no habíamos accedido, era subsanable. Es por eso que ahora responde que se puede enmendar, para que el Tribunal tampoco anule la causa”.


Alonso apeló además que se ampliara el plazo de investigación por otros 6 meses “porque la razonabilidad del plazo de investigación no puede ir en contra del imputado y la presente es la segunda prórroga que se concreta”. Alonso también apeló que la Unidad de Litigaciones de Fiscalía pueda hablar en el juicio, porque considera que “sólo la fiscal y sus adscriptas pueden hacerlo. Nosotros somos un abogado o a lo sumo dos por imputado pero no estamos unificados. A muchos nos mueve intereses comunes, pero cada uno defiende a un cliente”.


Una vez que la fiscal Mariana Alfaro comunicó a la jueza Tonarelli los detalles de las faltas en la carpeta investigativa, le solicitó que fije audiencia para que la principal víctima continúe la declaración para responder las preguntas en particular que quedaron suspendidas en la audiencia del 20 de setiembre pasado.

Publicación original: 11/11/2021