top of page
  • Foto del escritor25siete

#Pódcast - El mundo gira II

Río de la Pelota. El entretiempo, episodio 6.

Continuamos con las asombrosas similitudes entre la carrera de Luis Alberto Suárez y Pedro Perucho Petrone, ambos goleadores récords de la selección uruguaya y del Club Nacional de Fútbol.

Con tanta razón cantaba Gardel, “…al mundo nada le importa, yira y yira aunque te quiebre la vida o aunque te muerda un dolor…”, las cosas en esta vida se repiten para mal pero también para bien.


Luis Suárez y Pedro Petrone, ambos goleadores récords con las camisetas de la selección uruguaya y del Club Nacional de Fútbol con un siglo de diferencia. Como te contamos en el episodio anterior, ambos fueron operados de una rodilla que los tuvo a mal traer y ambos tuvieron regresos épicos a las canchas. Ambos tienen otros increíbles puntos de contacto en sus respectivas carreras futbolísticas que vamos a contarte en este episodio.


Se va la primera

¿Te suena aquel abrazo de Luis Suárez con el kinesiólogo Walter Ferreira festejando el primer gol que le convirtiera a Inglaterra por el mundial 2014?


La vuelta de Luis Suárez luego de su intervención en la rodilla es historia más reciente y conocida y parte de ella la recordaste en el pasado episodio, pero Perucho Petrone también tuvo la suya. Como te contamos, Petrone fue el primer jugador uruguayo de la historia en ser operado de la rodilla. Pese a que la operación realizada por el Dr. Manuel Quintela pueda ser considerada un verdadero mojón en la historia de la medicina deportiva, implicó una dura recuperación que por obvias razones científicas debió ser infinitamente más dura que una operación de rodilla actual, y que impidió a nuestro atleta ser titular cantado en la selección que disputaría la olimpíada de Amsterdam de 1928.


Como si volver a jugar luego de someterse a una verdadera carnicería no fuese suficiente adversidad, días antes del partido decisivo contra Alemania por cuartos de final el destino quiso que Perucho contraiga una enfermedad derivando en su internación en un hospital de Amsterdam. Sin embargo, el caprichoso destino quiso que René “Tito” Borjas, el delantero titular de aquella selección no estuviese disponible para jugar aquel partido también por problemas de salud. Perucho consiguió el alta médica dos días antes del match, y prácticamente como estaba se metió para adentro de la cancha a ayudar a los suyos a ganar el partido.


Los periódicos que describen lo ocurrido aquella calurosa tarde de junio en el Estadio de Amsterdam cuentan que ese estadio colmado de público germano, no solo vio ganar a Uruguay 4-1 sino que vio como un convaleciente Pedro Perucho Petrone anotaba un hat-trick.


Se va la segunda

¿Qué te acordás de cómo fueron los entretelones de la vuelta de Suárez a Nacional?


Pedro Perucho Petrone, al principio fue muy resistido en la selección uruguaya particularmente por la prensa local por ser el desconocido que debió cargar con la cruz de suplir al Maestro Piendibene. Solo a fuerza de goles se había transformado en un ídolo legendario.


Así el año 1933 encuentra a un ya maduro Petrone siendo goleador y estrella de la Fiorentina de Italia.


Sin embargo, en pleno campeonato del calcio italiano recibe un telegrama con pedido incluido de SOS de su querido Club Nacional de Fútbol. Es cierto que tenía aún un mes de contrato con el club violeta italiano pero la decisión para el sería sencilla… Decidió que cruzaría el Atlántico para ayudar a los suyos y una vez terminada la misión, se tomaría el barco de vuelta a la Toscana italiana.


Dieciocho días de viaje hacia Montevideo para desembarcar y en menos de veinticuatro horas meterse para adentro de la cancha para convertirle dos goles al Newlls. Nacional saldría campeón uruguayo esa temporada y Perucho sería el goleador del equipo.


Se va la tercera

¿Te suena algo de aquella bizarra sanción de la FIFA a Luis Suárez?


Recordemos lo que pasó en el mundial de Brasil 2014, cuando la selección celeste debió enfrentarse a Italia en la última fecha de la fase de grupos en un partido a ganar o morir. El resultado sería uno a cero a favor de los uruguayos. Sin embargo, seguramente lo más recordado de aquel encuentro no fue el resultado sino la jugada en la que Luis Suárez mordiera al zaguero italiano Giorgio Chiellini. Recordado no solo por lo bizarro de la jugada sino más bien por lo bizarro de la sanción. 9 partidos y cuatro meses sin poder ingresar a un estadio por un acto que es indiscutiblemente menos dañino que un codazo o una patada.


Lo que vas a leer a continuación es una supuesta carta que enviara la mamá de Perucho a su hijo:


Querido Pedro,

Como tu madre que te conoce desde mocoso, comprendo tu profundo dolor, pero sé también que pronto sanará. Tu has cumplido con el maravilloso deber de defender los colores de tu querido club que tantas alegrías te ha traído y eso es lo que al final debe contar.

Tenías que volver a Montevideo sin importar las consecuencias. Los que te conocemos, sabemos lo que vales. Que estos tipos de la FIFA piensen lo que quieran, pero acá en Montevideo los que te conocemos y queremos de verdad, sabemos el tipo de persona que sos y por qué volviste como volviste sin avisarle a ningún dirigente del Fiorentina.

Todo este tiempo estuvieron masticando bronca porque te volviste sin importar ni plata ni nada más allá que tu querido Nacional. Aunque recién hayas vuelto a Italia, me parece lo más sensato de tu parte que no les des el gusto de mostrarte dolido por las calles de Florencia.

Aunque me de una profunda pena enterarme así que estos tipos te hayan suspendido y no te permitan jugar, a tu anciana madre siempre le pone contenta que su hijo vuelva a casa.

Te esperamos pronto por Montevideo.

Te quiere mucho.

Mamá


Estos relatos y mucha de la información que acabas de leer fue extraída de las declaraciones que hiciera el difunto goleador en su biografía llamada Petrone… Vida deportiva.


Tras recibir el pedido de ayuda de Nacional que desembocó en su atropellada vuelta a Uruguay teniendo contrato aún vigente con Fiorentina, Pedro “Perucho” Petrone fue sancionado por la FIFA. Se enteró de tal cosa cuando volvió a Italia y no le permitieron jugar.


Allí decidió que colgaría los botines para siempre.


Así fue el anticipado adiós al fútbol de uno de los mejores goleadores de la historia. Por suerte para los que no tuvimos la suerte de verlo, más de un siglo después podemos disfrutar de alguien muy parecido.


Este cuento forma parte del pódcast El Entretiempo de Río de la Pelota. Podrás escucharlo aquí en Spotify o verlo en el canal de YouTube.

Publicada: 07/11/2023


bottom of page