• 25siete

Parece que no pero si... WhatsApp es una red social

Por Fernanda Cabrera

En alguna columna anterior hablábamos de la alta conexión que teníamos los uruguayos según estudios, pero acá viene la mejor parte: cuando te preguntan por las redes sociales no todo el mundo tiene presente que el Whatsapp es una red social más, que casi todas las personas lo tiene instalado y le dedica casi 6 horas de su día.


Los uruguayos tenemos un promedio de 4,6 grupos de WhatsApp cada uno y la mitad los tenemos silenciados (esa debe ser la respuesta políticamente correcta para no quedar mal con la familia y responder: todos).


Comenzó siendo una plataforma de intercambio de mensajes instantáneos, fue sumándole servicios, podés compartir música, videos, fotos, documentos y ahora que lo compró Facebook porque vio su potencial, podés poner stories y mucho más.

Aunque Facebook sigue siendo la reina madre, los jóvenes casi que no la utilizan, crece en el segmento etario plus 65, por eso tu tía Martha te comenta todas las fotos de 2008.


WhatsApp ya se ha convertido en la segunda red social más importante del planeta y por ella es por donde corre la información más rápido, donde se viralizan los videos y las fake news (no, esta no es la columna de las fake news).


Con 2000 mil millones de usuarios, WhatsApp ha dejado a una gran distancia a sus principales rivales, la china WeChat con un poco más de 1000 millones de usuarios y a la rusa Telegram con cerca de 400 millones de usuarios. ¿En esta casa preferimos Telegram? Claro que sí y moriremos abrazados a esa bandera.


Se cae WhatsApp y todos colapsamos. Parece que antes de Whatsapp no nos podíamos encontrar en una esquina, quedar para ir al cine juntos o enterarnos como andaba nuestra familia, pero Whatsapp apenas tiene 10 años, recién en el año 2010 este iconito verde entró a nuestras vidas para transformarlas totalmente.

¿Qué nos trajo WhatsApp además de acercarnos, de las videollamadas, estrellas en la pandemia, de los stickers gracioso y etc?


Nos trajo alienación, nos trajo dependencia, nos trajo ansiedad, nos trajo trabajar 24 horas al día y 7 días a la semana y no tener fines de semana libre, nos trajo muchos malentendidos por mensajes equivocados, nos trajo también el desentenderse y no decir las cosas cara a cara y solucionarlo con un despido por Whatsapp y nos trajo adicción a estar hipercomunicados.


En otra columna hablaremos de las bondades de Telegram, tranquilo WhatsApp, igual te amo.

Publicación original: 01/12/2020

  • Facebook Black Round
  • Tumblr Black Round