• 25siete

PIT-CNT propone impuesto a altas jubilaciones militares quienes seguirán retirándose a edades bajas

Actualizado: 30 oct

En un primer análisis de la Reforma Jubilatoria la Central Obrera sostuvo que con la Reforma propuesta por el gobierno el único sector que gana es el capital financiero y las AFAPs.

El PIT-CNT comenzó su análisis del proyecto de ley de Reforma del Régimen Jubilatorio que ingresó al Parlamento con el apoyo de la coalición de gobierno. En el primer análisis al que accedió Radio Fénix y 25siete la central obrera puntualiza cinco aspectos sobre la Reforma e indica que “las jubilaciones de los sectores de ingresos medios serán todavía más bajas, que los cambios introducidos generan saltos o escalones importantes en las condiciones de acceso y nivel de beneficio, que las personas no solo deberán jubilarse más tarde sino que en muchos casos accederán a una jubilación sensiblemente menor y que se mantienen privilegios para una importante cantidad de activos de la Caja Militar


La central obrera sostiene que para “todas las personas que ya se encuentran trabajando dentro del régimen general, los cambios planteados tienden a reducir aún más los montos jubilatorios para un número importante de trabajadores”. Apuntan a quienes se jubilarán a partir de 2043 “cuando el régimen nuevo esté plenamente vigente. Para ese colectivo, está previsto que continúen distribuyendo su aporte personal de acuerdo a la normativa vigente”.


En relación al anteproyecto de ley, el único cambio refiere los parámetros a partir de los cuales se calcula el suplemento solidario. Con la nueva fórmula, para los sectores que alcanzan una jubilación contributiva global (BPS +AFAP) superior a $ 35.100, el suplemento solidario pasa a ser menor. “Mientras en el anteproyecto de ley se mantenía en un piso de $ 2.300 hasta jubilaciones de $ 52.000, ahora se eliminó dicho piso y el suplemento continúa reduciéndose hasta hacerse nulo para jubilaciones superiores a $ 42.000”.


Por lo tanto, lejos de mitigar la reducción de las jubilaciones en los sectores de ingresos medios, los cambios realizados tienden a profundizar dichas caídas.


Saltos importantes entre trabajadores nacidos en un año y el siguiente

Para el aumento en la edad mínima de retiro, mientras los nacidos en 1972 continúan pudiéndose jubilar a los 60 años de edad, se plantea que quienes hayan nacido en 1973 puedan jubilarse recién a partir de los 63 años.

Más allá de valoraciones sobre el cambio en sí y el impacto de una medida de este tipo sobre el nivel de cobertura y suficiencia del sistema -sigue el primer análisis del PIT-CNT- parece claro que resulta una modificación muy drástica entre trabajadores que pueden haber nacido con solo algunos días o meses de diferencia.


Y agregan que “mientras las personas con causal jubilatoria anterior al 31 de diciembre de 2032 podrán retirarse bajo las reglas del régimen vigente, para quienes alcancen la causal solo unos meses más tarde se propone una ponderación que se inicia en 2033 con un peso de 50% para el régimen nuevo y 50% para el régimen propuesto. Esto provocará cambios relevantes en los montos jubilatorios de personas con trayectorias salariales iguales y edades muy similares”.


Estos dos aspectos provocan que mientras alguien nacido en 1972 pueda jubilarse en 2032 a los 60 años de edad bajo el régimen vigente, una persona nacida en 1973 enfrente condiciones totalmente diferentes: tendrá una edad mínima de retiro de 63 años por lo que recién podrá jubilarse en 2036 con una ponderación de 65% del régimen propuesto y solo un 35% del régimen vigente”.


El análisis indica que “parece claro que hay un serio problema de diseño en los cambios propuestos, que no contemplan el gradualismo necesario entre personas nacidas con días o meses de diferencia. Con propuestas de este tipo, se vuelven a generar las condiciones para que aparezcan problemas similares a lo ocurrido con los “cincuentones”.


Jubilación más tarde y monto menor

Al momento de presentar los cambios al anteproyecto de ley, el gobierno insiste con la idea de que las personas deberán jubilarse más tarde, pero no se retirarán con una jubilación menor a la que acceden hoy a edades más tempranas. Argumentan que bajo el sistema propuesto, una persona de 65 años de edad y 30 de aporte accederá a la misma tasa de reemplazo de 45% a la que se accede bajo el sistema actual a los 60 años de edad. Sin embargo, dicho análisis no incorpora otros cambios relevantes contenidos en el proyecto de ley.


Por un lado, no se menciona que el régimen propuesto sustituye la actual bonificación del Art. 28 de la Ley 16.713 por un suplemento solidario que, además, como sus parámetros se ajustan por IPC, se va licuando en el tiempo. Dado el aumento del salario real anual proyectado en la propia reforma, cuando el régimen propuesto esté plenamente vigente en 2043, el suplemento solidario abarcará a menos gente y por montos sensiblemente menores.


Por otro lado, tampoco se hace referencia a que el Sueldo Básico Jubilatorio pasará a calcularse en base a los mejores 25 años (hoy son los mejores 20 años) y a que se elimina la bonificación vigente de hasta 5% asociada a los últimos 10 años de carrera laboral.


Estos factores provocan que en 2043 (primer año de aplicación plena del sistema propuesto), alguien que bajo el régimen actual a los 60 años se jubila con $ 36.000, con la reforma propuesta se jubilará 5 años más tarde con $ 28.000 (unos $ 8.000 menos).

Por lo tanto, no solo los trabajadores deberán postergar su retiro hasta los 65 años, sino que en muchos casos se retirarán con montos sensiblemente inferiores a los que ofrece el sistema vigente a los 60 años, concluye.


Privilegios en Caja Militar

El proyecto de ley amplía de 5 a 10 años el período por el cual quienes alcancen la causal se puedan jubilar por el régimen vigente. Este cambio, imprescindible para los trabajadores amparados por el régimen general de BPS, es inaceptable para la Caja Militar.


El Servicio de Retiro y Pensiones de las Fuerzas Armadas es por lejos el más deficitario e inequitativo de todos. Sin embargo, el cambio planteado permitirá que los militares continúen retirándose a edades bajísimas y en algunos casos con el doble del salario, durante los próximos 10 años.


En el caso de este subsistema, es una modificación inadmisible que implicará que no se toquen los privilegios de la Caja Militar para un número muy importante de activos. Estas desigualdades y privilegios vigentes en este subsistema exigen cambios mucho más profundos e inmediatos en relación al régimen general. En este caso no se trata de respetar derechos adquiridos sino de remover privilegios injustificables.


El gobierno ha señalado la necesidad de cambios urgentes y transiciones más aceleradas en otros subsistemas como la Caja Profesional, pero lejos de plantear medidas más drásticas con el sistema más deficitario e injusto de todos que es la Caja Militar, el nuevo proyecto de ley propone mantener durante más años los privilegios.


Con respecto a este punto, el PIT CNT indica que “una reforma verdaderamente justa no solo exige cambios inmediatos y más profundos en la Caja Militar, sino un impuesto a las altas jubilaciones militares que se han venido otorgando durante décadas en condiciones de privilegio, impuesto que ya existe en otros subsistemas, sentencia el primer documento.

Publicada: 25/10/2022

Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3