• 25siete

#PrecioCombustibles - Denuncian el uso de la invasión rusa para tapar fracaso de la LUC

Actualizado: 5 mar

El presidente de Fancap, Gerardo Rodríguez, hizo público un documento de su autoría en el que muestra con gráficas comparativas la evolución de los precios con la anterior paramétrica y lo que ocurrió a partir de la LUC.

El séptimo aumento de los combustibles desde 2020 generó reacciones por parte del sindicato que reúne a los trabajadores de Ancap, opuestos a varios aspectos que refieren a la nueva paramétrica de ajuste de los combustibles establecida en artículos de la Ley de Urgente Consideración sometidos a referéndum del próximo 27 de marzo.


El presidente de la Federación Ancap Gerardo Rodríguez descartó que la paramétrica ahora calculada por la URSEA genere más transparencia porque la regla creada por el propio Poder Ejecutivo es violada todos los días dependiendo de los intereses políticos que tengan.


"Si vamos a estar en función de los vaivenes del mercado internacional se puede disparar la nafta a más de 100 pesos el litro. Y lo que tendría que hacer el Poder Ejecutivo es reconocer el error porque aparte de errarle son necios y soberbios".


En un documento elaborado este martes por parte de la Federación Ancap, el sindicato expresó que el Poder Ejecutivo ha tratado de justificar un nuevo aumento de los combustibles a causa de la invasión de Rusia a Ucrania. "Se trata de una burda manipulación de la información que confunde, engaña y subestima a nuestra gente. La especulación financiera en torno a la principal fuente de energía a nivel global siempre ha tenido guerras funcionales a sus intereses. Sin embargo, Uruguay ha generado políticas públicas en materia de tarifas de los combustibles tendientes a minimizar dicha especulación generando certeza y estabilidad al mercado interno".


El petróleo -explica el documento- es una materia prima estratégica que impacta y condiciona la economía a nivel global, sus derivados son insumos importantes para la industria, el comercio, el transporte y casi todas las actividades económicas, por lo que sus variaciones afectan a la producción y por tanto a los precios finales de los productos.


Su precio está determinado por fuertes oscilaciones de oferta y demanda debido a la especulación financiera, tensiones geopolíticas, fenómenos climáticos, guerras, abruptas expansiones económicas o crisis económicas.


Dentro de esa lógica la característica más resaltable de ese mercado es la volatilidad e inestabilidad, sobre todo en los últimos 50 años. Actualmente es la guerra de Ucrania, antes fue la crisis del petróleo en 1973, la guerra entre Irán-Irak (1980 al 88), la guerra del Golfo Pérsico (1991), la de Irak (2003), los ataques a las Torres Gemelas (2001) o a las instalaciones petroleras de Nigeria (2006), la guerra civil de Siria (2011), la guerra en Libia (2011) y la de Crimea (2014), los múltiples huracanes, la enorme expansión económica de China, la crisis económica global de 2008, la crisis sanitaria y económica por el Covid-19, etc., etc., etc. Ante esta realidad que condiciona a un país tan chiquito y dependiente como Uruguay se requiere una política tarifaria de los combustibles que minimice la inestabilidad del mercado internacional evitando que se traslade al mercado interno".


La Federación Ancap subrayó que los artículos de la LUC referidos a la nueva paramétrica de ajuste de combustibles "genera justamente el efecto contrario, el ajuste mensual de combustibles potencia y traslada la inestabilidad a precios de productos en general (especialmente alimentos) provocando su alza. Si bien el precio de los alimentos se ha disparado por diversas causas, el aumento de los combustibles ha sido fundamental, en ese marco, el arroz, lentejas, pulpa de tomate, jabón, hipoclorito y pasta de dientes aumentaron alrededor de 30 %, el asado, carne picada y fiambres 25%, el aceite más de 70% y los artículos escolares 85%. Una realidad que golpea a las uruguayas y uruguayos todos los días".


¿Cómo se definían las tarifas antes de la LUC?

En Uruguay los combustibles se ajustaban por una fórmula conocida como paramétrica, que seguramente -sostiene el sindicato- era mejorable pero generaba certeza, toda actividad económica que tiene como insumo importante al combustible, tenía la certeza que durante todo el año el precio sería el mismo.


La paramétrica oficiaba como amortiguador, cuando el crudo bajaba ANCAP acumulaba ganancias que utilizaba para no aumentar los combustibles cuando el petróleo se disparaba.



¿Qué sucedió ante una situación similar con la metodología creada por la LUC?

"Desconocer o no tener en cuenta las vulnerabilidades de un país pequeño y dependiente como Uruguay en materia de combustibles demuestra improvisación, el Poder Ejecutivo cometió un grosero error, pero hay algo peor, ante la evidencia de su fracaso reafirma la metodología, lo que denota necedad y soberbia. El mecanismo para definir las tarifas de los combustibles incluido en la LUC FRACASÓ, y las consecuencias las paga el pueblo, sobre todo lo que menos tienen, los que no llegan a fin de mes, los que cada vez vuelven de la feria, el supermercado, la panadería y la carnicería con una bolsita más chica".

La perspectiva histórica -finalizó el sindicato- demuestra que la novedad no son las guerras ni las crisis, ni los vaivenes del precio del petróleo, la novedad es la LUC. Apelando a la famosa frase de Bill Clinton, pero con respeto, diría...”. Es la LUC, Sr. Ministro”.

Publicado: 01/03/2022

Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3