• 25siete

Primer día de cadena perpetua y Tróccoli va por la domiciliaria

Por Georgina Mayo

La detención del capitán retirado, Jorge Tróccoli, se produjo este sábado sobre las 10 de la mañana de Italia. La detención estuvo a cargo del Raggruppamento Operativo Speciale (ROS). Ahora, el exrepresor se encuentra en la cárcel de Salerno pero será derivado para que cumpla su cadena perpetua en otra prisión.


La policía italiana que detuvo a Tróccoli en su domicilio de Vía Campagno 9, Battipaglia, Salerno, es el cuerpo de seguridad especializado en imputados de causas complejas. La detención se postergó hasta la mañana de este sábado porque una vez que la Corte de Casación confirmó la sentencia de condena de segunda instancia, se debió esperar que el Fiscal de la Cámara Italiana ordenara el arresto de Tróccoli.


El capitán retirado habló muy pocas veces ante la justicia. Una de ellas fue ante la justicia italiana de primera instancia. Durante la audiencia de 2016, Tróccoli calificó a Uruguay de “patria ingrata”.


Su declaración en la audiencia fue divulgado en un informe de la RAI en 2019. Las periodistas Alessandra Solarino y María Elena Scandalliato intentaron entrevistar al exrepresor que una vez más respondió evasivamente ante las cámaras. Es más, cuando la periodista le pregunta en la puerta de su casa “¿es usted?” el excapitán Tróccoli llega a responder “no soy yo”…”Siento su acento”, responde la periodista para luego registrar cómo Tróccoli le cierra la puerta en la cara sin responder más.


Tróccoli conserva el acento pese a que hace 14 años se fugó de Uruguay poco antes de ser procesado por la justicia, en la causa de las desapariciones perpetradas en 1978.


El informe de la televisión italiana, reproduce la declaración espontánea de Tróccoli ante la justicia. El militar relató que “la Operación Cóndor, la cuestión de los desaparecidos, la conocí por la prensa años después de mi retiro. La patria que primero me llamó a combatir después me traicionó: ingrata patria que ni siquiera tendrá mis huesos, como dice Escipión, el Africano. Gracias”.


Antes de ser detenido esta mañana, Jorge Tróccoli anunció que presentará su último examen cardiológico y el que refiere a su diabetes porque desde ya indicó que no podrá estar en prisión.


El activista argentino y politólogo, Jorge Itharburu, dijo a 25siete esta mañana que “si Tróccoli se hubiera entregado, podría haber permanecido en una cárcel de la ciudad de Battipaglia”, donde vivía hasta ahora. Sin embargo, al tener que ser detenido por parte del cuerpo especial Raggruppamento Operativo Speciale será derivado a la cárcel que le toque”.

Itharburu explicó que Tróccoli fue derivado primero al Cuartel de la Policía de Battipaglia donde le realzaron un examen de Covid-19. Luego de esto fue trasladado a la Carcere di Fuorni en Salerno.


Itharburu agregó que esta prisión de Salerno no es para presos con larga condena sino para quienes cumplen penas más cortas por eso deberá ser trasladado nuevamente. Sin embargo, Troccoli ya comenzó los trámites para cumplir prisión domiciliaria porque sostiene que su estado sanitario le impide estar en una cárcel.


En uno de los últimos informes periodísticos, que registró a Tróccoli luego de ser condenado en segunda instancia en 2019, Itharburu relató que se lo vio conduciendo su auto. Por tanto, “se infiere que si puede conducir un vehículo podrá estar en la cárcel”, indicó.


El juez de vigilancia de la justicia italiana será quien resuelva en plazo de 15 días sobre si Troccoli permanecerá o no en prisión efectiva.

Publicación original: 10/07/2021