top of page
  • Foto del escritor25siete

Rechazo a teoría de los dos demonios, papel de Sanguinetti y cambio de posición de Lacalle Pou

La visión del golpe de los sindicalistas Elbio Monegal, Jorge Bermúdez, José Olivera y Teresita Capurro a 50 años del golpe de Estado.

El presidente de AEBU Elbio Monegal tenía 10 años cuando se perpetró el golpe de Estado el 27 de junio de 1973. En dialogo con 25siete, Monegal recordó a su madre sindicalista, "afiliada a AEBU toda su vida, participó de la Huelga General de la resistencia y me acuerdo con la intensidad que vivió esos días, cómo pasó a la clandestinidad para que no la obligaran ir a trabajar. Fue un momento de angustia, recuerdo cómo lloraba cuando hablaba con mis tías. Vivía en Canelones en esa época y en general los niños no sabían lo que estaba pasando salvo en hogares como el mío, hogares sindicalizados y que les importaba la política”.


Acerca de la teoría de los dos demonios como explicación para conocer el origen del golpe de Estado, Monegal dijo “es un relato que algunos han utilizado para hacer creer que la dictatura vino como consecuencia de y en realidad todos sabemos que no es así, incluso quienes invocan esa teoría. Acá hubo un solo demonio que fue quien aplicó Terrorismo de Estado sobre la gente y utilizaron a la guerrilla para decir que por su culpa… y cuando vino el golpe de Estado la guerrilla estaba absolutamente liquidada, por acción de la policía mas que por los militares que dieron un golpe de Estado porque en toda América estaban aplicando la política que venía desde Washington que también se aplicó en Uruguay, pero nada tiene que ver con dos demonios: acá hubo uno solo que fue el que secuestró, violó, torturó y desapareció gente".


“A 50 años del Golpe de Estado nuestra visión es la de una sociedad que asomó a la democracia empezando con el plebiscito de 1980, el proceso, la semana del estudiante, la Generación 83”, dijo el presidente de la Federación Uruguaya de la Salud, Jorge Bermúdez. Recordó además que “luego, el plebiscito de 1989, fue otra consecuencia del golpe de Estado y la dictadura: cuando en el gobierno de Julio María Sanguinetti con la absoluta coincidencia del Partido Nacional encabezado por Wilson Ferreira Aldunate -con honrosas excepciones como Carlos Julio Pereyra- firmaron la imposibilidad de investigar los crímenes de la dictadura”. Al mismo tiempo ver que en cada 20 de mayo participan más jóvenes en esa movilización reclamando el rescate de la memoria, es el mejor ejemplo que la teoría de los dos demonios impulsada en este país no tiene andamiento porque esa teoría dice que sólo dos sectores combatieron.


Hoy por suerte el peso del reclamo popular se sobrepone a esa teoría, sumándose a personas que cambiaron de posición como el presidente Luis Lacalle Pou quien en la anterior elección dijo que habría que dar vuelta la página y luego cambió pero cambió es parte de una perspectiva histórica que demuestra que hay que seguir buscando la verdad y justicia al igual que se juzga a los culpables del holocausto judío o del pueblo armenio. El movimiento sindical tuvo un papel muy importante en todo el proceso de salida de la dictadura y por eso hoy la central sindical lo recuerda con una movilización en la Refinería de la Teja y el Sindicato del Vidrio.


José Olivera, presidente de la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria dijo a 25siete que "fue un golpe de Estado que tuvo varias dimensiones y estuvo inmerso en el papel del imperialismo y en la doctrina de la seguridad nacional que contó con sectores civiles y militares de clara orientación conservadora y fascista, un golpe de Estado en contra de su pueblo que sirvió para aplicar un ajuste estructural del capital sobre el trabajo que implicó mayor concentración de la riqueza. Todo en el marco del Terrorismo de Estado donde la clase obrera organizada y aún sectores de los partidos tradicionales -mientras que al mismo tiempo había integrantes de esos partidos que formaban parte de esa dictadura-, fueron perseguidos y torturados y desaparecidos. En el reclamo por verdad y justicia no pueden venir nostálgicos como integrantes de Cabildo Abierto y el propio expresidente Julio María Sanguinetti que nos viene a hablar de democracia siendo uno de los responsables de la impunidad que permea en la sociedad y que no permite avanzar. Es momento de poner toda la verdad arriba de la mesa porque en el momento que existe un revisionismo profundo regional y local no pueden venir viejos lobos con piel de cordero para hablar de democracia. Por eso el papel de la clase obrera organizada también es un papel político pedagógico para reconstruir la memoria histórica y no habrá verdad ni justicia mientras que no barramos con esos elementos que hoy hablan de democracia lamentablemente cuando fueron cómplices de ese proceso de impunidad. Por eso hay que seguir pidiendo Nunca Más".


Por su lado, la expresidenta de la Federación Uruguaya de Magisterio Teresita Capurro quien era estudiante en Mercedes al momento del golpe de Estado recordó en dialogo con 25siete que “íbamos de viaje a Montevideo cuando el profesor de Derecho que nos acompañaba nos comunica que no podríamos continuar porque se dio un golpe de Estado. No se conoció la dimensión en ese momento para la mayoría pero pensé que por 10 años estaría complicado y la verdad veo que no me equivoqué.


Cuando llegamos al Instituto ingresaron soldados para comunicar que se adelantarían las vacaciones de julio pero el director explicó que era por la epidemia de gripe. Además yo trabajaba en la juventud de la Iglesia Católica y en 1971 nos habían hecho un allanamiento porque se habían llevado detenido al orientador espiritual de la Iglesia en Mercedes, así que ya en 1973 empecé a mirar para atrás. Comencé a trabajar en 1975 como maestra rural y en mayo del año siguiente un empleado de la inspección departamental de Escuelas llegó con una notificación para que me presentara en la inspección.


Las autoridades de entonces me adjudicaron un rol de directora de la escuela que yo no tenía y me echaron. Situación que se extendió por 10 años. Capurro también rechazó la explicación de la teoría de los dos demonios como explicación para conocer el origen del golpe de Estado: “hubo un solo demonio”, dijo Capurro.

Publicado: 27/06/1973

Comments


bottom of page