top of page
  • Foto del escritor25siete

Sin agua y sin gente: Kreimerman apuntó a Alfie por la crítica falta de personal en OSE

Por Georgina Mayo

Hasta el 30 de julio el directorio de OSE tiene tiempo de proponer al gobierno el presupuesto necesario para el funcionamiento del servicio. En el caso de esta empresa pública es a la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, a la que corresponde laudar sobre sus necesidades. El presidente del sindicato de trabajadores de OSE Federico Kreimerman dijo a 25siete y a radio Fénix que el año pasado fue la OPP la que decidió mantener la reducción de personal en la OSE y fue el contador Isaac Alfie, su director, “que no entiende cómo funciona OSE, quien decidió mantener la reducción del personal”. Kreimerman dio que Alfie es “la misma persona que responde ante la propuesta de rebaja de tarifas -debido a la baja calidad del agua suministrada-, en forma negativa, entendiendo que la gente, si se le rebaja la tarifa, consumiría más agua”.


Como sindicato “estamos dispuestos a defender el presupuesto que necesita OSE porque es imprescindible mostrar la falta de personal en el servicio. En 2022 el directorio de OSE por unanimidad -eso es la representación de todos los partidos políticos-, votó que había que llegar a un determinado nivel de funcionarios y el director Alfie envió una nota diciendo que de ninguna manera, manteniendo la eliminación de vacantes, problema que se traslada al mantenimiento y arreglo de pérdidas de agua”.


El número de funcionarios en total necesario que el directorio plantea a la OPP es 3.812 y eso significa 600 funcionarios más “aunque nuestra exigencia como sindicato se ubica en 1000 trabajadores, que es el número que se perdió desde 2020”.


Estamos en horas límites -continuó Kreimerman- porque no sólo es la sequía sino las políticas de improvisación con clara intención de gobernantes de no querer gastar dinero. “Igual están gastando con la obra de trabase del Río San José haciendo a las apuradas y gastando más dinero con el sufrimiento de la población. Hace meses pudieron haberlo hecho. La obra demuestra que sí había cosas para hacer”. Kreimerman dijo que “es polémico porque trascendió que las empresas constructoras demorarán por lo menos 60 días pero el presidente Luis Lacalle Pou dijo 30 días y la gente deberá soportar las demoras y que en tanto la obra se construye, modificará drásticamente la utilización del agua a la que estábamos acostumbrados”.


El dirigente dijo que “OSE está disminuida en personal y en inversiones: esperemos que esta vez se comprenda por parte del gobierno que es necesario que funcione la empresa estatal para garantizar agua a la población”. Kreimerman concluyó que las medidas del gobierno tanto la distribución de agua embotellada como la declaración de la emergencia hídrica llegó 43 días más tarde de que el sindicato y diferentes voces de la sociedad reclamaban que se adoptaran”.

Publicado: 04/07/2023

コメント


bottom of page