• 25siete

Solari: los abusadores conviven funcionalmente en sociedad y pueden ser “buen padre, amigo, hijo"

Entrevista de Georgina Mayo

La directora de la Unidad de Vìctimas y Testigos de la Fiscalía General de la Nación, Mariela Solari, detalla el trabajo del área que dirige desde que está vigente el Código de Proceso Penal. Antes de empezar el dialogo con 25siete aclara que no hablará del caso de la mujer que sufrió violación grupal el domingo pasado. El caso es investigado por los fiscales Sylvia Lovesio y Ricardo Chiechi, pero sirve para recordar una vez más el trabajo de la Unidad de Víctimas, su escaso presupuesto y la cobertura que alcanza. También hablamos de las fotos de Instagram y de la banalidad del mal.


- Los delitos sexuales han aumentado en Uruguay y las fiscalías tienen cerca de 1.000 casos en investigación. La Unidad que usted encabeza asiste a las víctimas de delitos, ¿qué porcentaje de ese universo de víctimas pueden atender?


- La Fiscalía General de la Nación (FGN) tiene la competencia de investigar y perseguir los delitos y atender y proteger a las víctimas y testigos de los delitos. Desde 2017 a la fecha ha atendido 16.000 víctimas en diversas modalidades y programas, el 60% son víctimas de violencia doméstica y delitos sexuales. Manteniendo la tendencia del porcentaje de atención, año a año. El restante 40% son víctimas y testigos de homicidios, rapiñas, copamiento y otros delitos violentos. Con los 27 técnicos (trabajadores sociales y psicólogos) que se desempeñan en todas las sedes fiscales del país (algunos fijos y otros se trasladan con la frecuencia que el equipo fiscal lo solicita), la Unidad cubre el 56% de la totalidad de las investigaciones de delitos sexuales en curso en todo el país. Esto implica priorizar aquellos casos que los equipos fiscales y la Unidad de Víctimas y Testigos evalúan como de mayor afectación y necesidad de apoyo. Eso depende de la evaluación que se realiza atendiendo el grado afectación, el tipo de delito, las características de las víctimas (edad, sexo, grado dependencia, otros) y del entorno cercano y redes de apoyo.


El diseño de la Unidad en 2017 preveía un desarrollo progresivo en cuanto a recursos humanos y cobertura atendiendo a la implementación del CPP y el incremento de la demanda que ellos suponía al tener la FGN un nuevo rol, en especial con las víctimas y testigos. En tal sentido los recursos -humanos y financieros- con que dispone la Unidad son los mismos desde en 2017 (los últimos técnicos ingresaron en febrero de 2019). Ha crecido la demanda y la atención (en cantidad y en calidad) sin aumentar la cantidad de técnicos. Si bien, en general, se ha podido responder a las solicitudes de intervención en delitos sexuales (que la FGN ha declarado como prioritaria), la fragilidad de la respuesta y en especial de la cobertura está asociada a la ausencia de presupuesto en la FGN .


- En qué consiste la atención a las víctimas y por cuánto tiempo se extiende?


- La atención de la Unidad de Víctimas es desde el inicio de la investigación penal hasta la condena, con un plan de acompañamiento ajustado a cada caso. En una primera etapa, brinda atención en crisis, de contención, se evalúa el grado de afectación y también de riesgo; se detectan las redes que personal e institucionalmente estén a disposición de la víctima. En base a ello se activan los recursos técnicos e institucionales que se requieren en el marco del Gabinete coordinador de políticas de atención y protección a víctimas y testigos de los delitos integrado por todos los organismos del Estado y liderado por la FGN en el marco de sus competencias.


Los programas de atención y protección se diferencian por tipo de delito y si refiere a víctimas o testigos.


Se brinda acompañamiento a las instancias en sede fiscal y judiciales y se informa a las víctimas respecto de sus derechos y pasos a seguir en el proceso penal.


Asimismo, se trabaja en forma estrecha e interdisciplinaria con los equipos fiscales en tanto equipos de apoyo previsto para la atención y protección de las víctimas y testigos.

En estos años de implementación del CPP queda en evidencia que el acompañamiento psicosocial permite que las víctimas, altamente afectadas como es el caso de quienes sufrieron delitos sexuales logren acceder a la administración de justicia con mayor seguridad y se mitiguen los efectos revictimizantes.


- Este miércoles hubo dichos difundidos a través de un espacio radial que apuntó a un razonamiento bastante extendido hasta hoy en la sociedad: “no hagas trompita en una foto de Instagram”. Para usted se puede leer que estos razonamientos permiten una suerte de justificación de un delito como el de violación o abuso?


- Todo intento de brindar una explicación única y simplista, asociada exclusivamente a una conducta de la víctima, negando la responsabilidad de quien ejecutó el acto violento, solo contribuye a perpetuar las creencias que sostienen las conductas abusivas.


Las víctimas de delitos sexuales sienten vergüenza y culpa porque el delito ocurrió en su y con su cuerpo, se sintió humillada y violentada. Quien abusa buscar el control y dominación del otro llevándolo al lugar de un objeto. Que en la vida cotidiana: su familia, trabajo, medios de prensa, centros educativos las personas -víctimas y ofensores- escuchen argumentos que explican estas conductas ubicando la responsabilidad en las víctimas, deja a las víctimas sin posibilidad de pedir ayuda. Porque estos mensajes reafirman que son las víctimas quienes provocan y posicionan a los varones ofensores en el lugar de los habilitados a perpetrar estos hechos abusivos que, además, las leyes vigentes los definen como delitos. No debemos olvidar que así como se juzga a quien anda “demasiado maquillada” o “con ropa provocativa”, también se escuchan mensajes como “los varones no pueden contenerse”.


La prevención de la violencia sexual es clave y se requiere de sensibilización y formación en todos/as, para poder integrar en la educación en todos los ámbitos y desde la primera infancia, pautas saludables de relaconamiento entre pares, entre mujeres y varones, y de adultos a niños, de respeto y equidad, donde los aspectos de prevención del abuso sexual es –o debería ser- un aspecto más.


- Hanna Arendt decía: “Eichmann no era una excepción: lo más grave fue que hubo muchos hombres como él, y que estos hombres no fueron pervertidos ni sádicos, sino que fueron, y siguen siendo, terroríficamente normales”. Sin ir al caso que en las últimas horas concitó la atención, y del que usted ya nos dijo que obviamente no puede hablar, le pregunto sobre qué percepción tiene tras su experiencia: los perpetradores de estos delitos o de otra clase de delitos -más allá de los sexuales-, son personas terroríficamente normales”?


- Históricamente nos han educado para cuidarnos de “los degenerados”, de los “extraños” (“el sátiro”, “el exhibicionista” o el atacante desconocido en el espacio público). Las pautas de autocuidado y cuidado del otro deben ser parte de la educación que compartan varones y mujeres. Sin embargo las personas que abusan, en una inmensa mayoría son personas funcionales en la vida familiar, laboral, educativa. En el caso de los niños, niñas y adolescentes los números aportados por el SIPIAV en nuestro país marcan que la amplia mayoría de los ofensores sexuales son del entorno familiar, cercanos y según el mandato familiar ocupados del “cuidado y protección”. De hecho, son condenados por la justicia y no se trata de personas inimputables que no saben lo que hacen. Frente al relato de los hechos es común que se diga “son o están enfermos”, “tienen algún trastorno” y esto nuevamente nos deja ciegos y sin posibilidad de alertar que se trata de personas que conviven funcionalmente y que pueden ser para la sociedad “buen padre, amigo, hijo”, pero que han instalado una pauta de relacionamiento con los/as otros/as basado en el abuso de poder, en la cosificación del otro (“lo/la trato como una cosa que está a mi servicio”) que se manifiesta, particularmente, en el abuso sexual que es una de las formas en que se manifesta la violencia y el maltrato.

Publicación original: 26/01/2022






Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3