• 25siete

Sunca y Fancap responden a Lacalle y Stipanicic: se perderán 300 fuentes de trabajo

Los sindicatos aseguran que "no somos exagerados" y que ese será el resultado de la asociación con privados.

Los sindicatos de la construcción y de Ancap rechazaron las expresiones de las últimas horas del presidente del ente petrolero, Alejandro Stipanicic, quien a través de un comunicado indicó que "es prioridad del directorio de Ancap preservar la infraestructura", trasmitiendo de esa manera la decisión de la suspensión de la producción de la planta.


Los sindicatos sostuvieron que el presidente de Ancap incurre en "tergiversación y manipulación con el fin de justificar sus objetivos privatizadores".


Los trabajadores, como informara 25siete, tienen resuelto no hacer horas extras en cada oportunidad que empresas visiten la planta de Mainas, ya que -según denuncian- se apunta a privatizarla tras la anunciada asociación.


Indicaron que la decisión del gobierno y la mayoría del directorio de Ancap desconoce la decisión del pueblo uruguayo de mantener Ancap estatal y pública expresada en los referéndums de 1992 y 2003 y aclararon que la P de ANCAP es del portland.


Esta decisión de parar el horno de Minas, al igual que el 7 de diciembre paralizar la refinería de La Teja, fue de ANCAP y no de los trabajadores.


Acerca de la paralización de actividades para la puesta en marcha del horno, los trabajadores indicaron que "no es verdad que se detuvieron todas las actividades de la planta, ya que la producción y expedición de cemento continúan funcionando con normalidad". Los dos sindicatos expresaron que "la decisión de trabajar 8 horas no es una medida, es un derecho conquistado por la clase trabajadora y consagrado en la normativa nacional hace más de 100 años".


A pesar de no tener convenio colectivo los sindicatos informaron que "brindaron en todo momento guardias gremiales para garantizar la seguridad de la planta y la integridad física de los equipos y las personas".


Es importante resaltar que el sindicato hizo una propuesta para evitar la parada del horno, que contó con la aprobación de la jefatura de Minas y la gerencia de portland y nuevamente-como en diciembre pasado cuando se registró el paro en la Refinería-quien se negó fue el presidente de Ancap.


Los trabajadores de los sindicatos Sunca y Fenapes indicaron que "es gravísimo la fundamentación" del ente petrolero "de que para mantener las condiciones mínimas de seguridad en la planta los trabajadores tenemos que dejar nuestra vida trabajando (10, 12 y 14 horas sin descansar casi ningún día en el año).


Subrayaron que "existe una práctica sistemática de ataque y desprestigio por parte de la mayoría del directorio de ANCAP y de algunos representantes del gobierno, a los trabajadores, dirigentes sindicales y a los sindicatos en general para desacreditar a quienes elevan su voz, luchan y se enfrentan a su objetivo de desmantelamiento del Ente.


Los sindicatos también respondieron al presidente Lacalle Pou. Indicaron que "defender el trabajo y nuestra soberanía, no es una exageración" y sostuvieron que el gobierno debería manifestarse públicamente y comprometerse a mantener los más de 300 puestos de trabajo tercerizados que se perderán si se sigue con la intención de asociarse con privados".

Publicación original: 17/02/2022

Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3