• 25siete

#Tarifazo - Paganini culpa a los "sobrecostos" y sindicato dice que "los están cobrando dos veces"

Por Georgina Mayo

El aumento del precio de los combustibles generó otro desencuentro entre la Federación de Trabajadores de Ancap y las autoridades del ente. Los trabajadores contradicen al ministro de Industria sobre el origen del nuevo incremento.


El nuevo aumento, que rige desde el 31 de julio, incluye 2,97 pesos que el ministro de Industria Omar Paganini explicó públicamente se debe a los sobrecostos de Ancap, por subsidios y negocios deficitarios, según indicó.


El ministro agregó que los sobrecostos van a ir disminuyendo y que en tres años se obtendrá, finalmente, el precio que marcaría si Uruguay importara combustible.


El presidente de la Federación de Ancap, Gerardo Rodríguez, dijo a 25siete que las autoridades de Ancap crearon un instrumento al que le asignan un valor que es de 2,97 pesos. Esto equivale a los subsidios y los resultados por la producción de portland y se comprometen a que en 3 años estos sobrecostos desaparecerán. Rodríguez indicó que “indirectamente quiere decir entonces que en tres años no habrá más subsidios, ni al flete, ni al supergás, ni al portland, ni al proyecto de agroindustrial de Alur”. Rodríguez dijo que a esto él llama “un nicho ideológico” porque asocian todo lo que tiene que ver con la arista social de Ancap con sobrecostos negativos para la empresa.


El presidente de Fancap agregó que, además, estos sobrecostos ya están contemplados en las tarifas. “Desde siempre los sobrecostos estuvieron en el precio de la nafta y el gasoil, ahora se lo vuelve a agregar… entonces los están cobrando dos veces”.


La nueva forma de establecer los precios de los combustibles fue habilitada por la Ley de Urgente Consideración en su artículo 235. En su inciso segundo indica que “el informe de la URSEA deberá explicitar para cada uno de los productos el precio de paridad resultante de importar el producto terminado y hacerlo disponible en las plantas de distribución de ANCAP incluyendo las tasas e impuestos correspondientes a ese tramo de la cadena”.


Rodríguez indicó que con el Precio de Paridad de Importación (PPI) las autoridades presentan la situación como si se importara combustible; si fuera así, el precio de la nafta se ubicaría en 70 pesos y 50 el gasoil”, tal como registró el último incremento. Rodríguez dijo que Ancap debe vender de acuerdo a costos de su estructura y no en función de un importador”.


El presidente del gremio resumió que el gobierno “aumentó las tarifas y preparan el campo para eliminar subsidios”.


Añadió que el Movimiento Un Solo Uruguay anunció realizará una asamblea “para solicitar la importación de combustibles”, pero Rodríguez se preguntó “para qué importarlo si el precio de 70 pesos es el precio que se tendría la nafta si la importáramos, Si dejáramos de refinar para importar combustibles lo tendríamos que vender a ese precio y como vemos no habría ningún beneficio económico, al contrario, nos están subiendo los combustibles porque subió en el mercado internacional. Por eso puede inferirse que hay una contradicción fuerte”.

Publicación original: 03/08/2021