top of page
  • Foto del escritor25siete

Todos somo Sísifo

Por Baltasar Aguilar Fleitas

Camus


Hoy se cumple aniversario del nacimiento del escritor y filósofo Albert Camus (1913-1960).


Camus nació el 7 de noviembre de 1913 en Dréan, ciudad de la costa este de Argelia, próxima a Túnez. Durante el periodo colonial francés se le conocía como Mondovi y también como “le petit Paris”. No es esta la ciudad protagonista de la novela La peste, la obra más conocida de Camus, sino Orán, situada en la costa oeste de Argelia.


Sísifo


Sísifo, un personaje de la mitología griega, era rey de lo que luego se llamaría Corinto, y al igual que Prometeo, hizo enfadar a los dioses por su astucia y atrevimiento. Como castigo, fue condenado a perder la vista y a empujar eternamente una roca gigante montaña arriba hasta la cima, sólo para que volviese a caer rodando hasta el valle, desde donde debía recogerla y empujarla nuevamente hasta la cumbre y así indefinidamente.


Esta imagen le sirve a Camus para plantear el absurdo y la inutilidad de la vida humana. Frente a ese destino desolador, en su obra El mito de Sísifo, Camus afirma que la única salida posible sería el suicidio. El libro comienza con el famoso párrafo “No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio. Juzgar si la vida vale o no vale la pena de vivirla es responder a la pregunta fundamental de la filosofía. Las demás, si el mundo tiene tres dimensiones, si el espíritu tiene nueve o doce categorías, vienen a continuación. Se trata de juegos; primeramente hay que responder”. O sea, ¿por qué vivir pese a todo? Tremendo desafío al que nos enfrenta el escritor argelino.


Pero Sísifo, no obstante ese castigo, experimenta la libertad durante un breve instante: cuando ha terminado de empujar la roca y aún no tiene que comenzar de nuevo. En ese punto, Sísifo, a pesar de ser ciego, sabe que las vistas del paisaje están ahí y las intuye bellas y edificantes: "Uno debe imaginar feliz a Sísifo", declara Camus, por lo que, aparentemente, ese momento lo salva del suicidio. Acaso se parece a esos cortos periodos de felicidad que se nos conceden luego de los grandes esfuerzos rutinarios…hasta que la obligación de recomenzar la tarea nos vuelve a cambiar la perspectiva. Y así año tras año, día tras día.


Tiziano


Tiziano (1488/1490-1576) fue un pintor italiano del Renacimiento, de dilatada trayectoria y una abundante producción artística, la mayoría por encargo.


Una de sus obras más conocidas es la que hoy presentamos, Sísifo, un óleo sobre lienzo, de 237 cm × 216 cm que se encuentra en el Museo del Prado, Madrid.


Allí vemos a este personaje en el Hades empujando una enorme piedra con su cabeza, brazos y el cuerpo entero. Están claramente destacados la tensión muscular y el esfuerzo enorme que le demanda este inevitable y duro castigo.


No necesita mayor explicación la semejanza con la vida cotidiana de las personas. Unos más, otros menos, empujamos rutinariamente un peso lo que nos plantea y replantea lo absurdo de la existencia. Si es así, no olvidemos apreciar el paisaje que se nos ofrece desde la cumbre, el instante. Cada uno sabrá si en la vida hay algo más que eso…instantes.

Publicada: 07/11/2023

bottom of page