• 25siete

Reforma de la seguridad social: la urgencia es la Caja Militar

Actualizado: feb 8

Por Georgina Mayo

Para el PIT-CNT la urgencia en los cambios en el sistema de seguridad social tienen que apuntar más a la llamada Caja Militar que al BPS. Tal, es uno de los principales cuestonamientos de la central al borrador entregado por el gobierno sobre los cambios propuestos en el sistema.


La Ley de Urgente Consideración determinó que en 2021 se elabore un documento por parte de una comisión de expertos orientado a modificar el deficitario sistema de seguridad social.


El asunto se enmarca en un contexto de pandemia por COVID-19, que incrementó el número de personas en seguro de desempleo, luego de que varios sectores de actividad cerraran sus puertas como consecuencia de la emergencia sanitaria decretada en marzo.


Hasta febrero de 2020 se registraban 48 mil personas y en abril se registró un pico de 124 mil en seguro de desempleo. Según los registros del BPS, actualmente son 76.078 quienes reciben ese subsidio.

El representante de los trabajadores en el BPS, Ramón Ruíz, dijo a 25siete que se logró dar respuesta a casi 200 mil personas que quedaron sin empleo y obtuvieron protección de subsidio por desempleo y seguro por enfermedad.


En abril de 2020 se llegó a un pico máximo de 53.157 subsidios por enfermedad y en noviembre hubo 44.007. El promedio del año se ubica en 41.363 personas que reciben este beneficio que no lo tienen muchos países, subraya Ruíz, quien sostiene que el seguro por enfermedad fue muy necesario en el marco de la pandemia. Agregó que se trata de una prestación cuestionada y bombardeada por algunos sectores porque se indica que se abusa del seguro de enfermedad y, sin embargo, dijo Ruíz, fue fundamental porque hubo trabajadores en cuarentena preventiva y certificados por COVID-19.


Hasta setiembre del pasado año, unos 600 mil trabajadores utilizaron el seguro de desempleo y el seguro de enfermedad.


El representante de los trabajadores dijo que en Estados Unidos se aprobó una normativa para crear algo similar al seguro de enfermedad para asistir a trabajadores en medio de la pandemia. Resumió que la seguridad social fue un amortiguador para que la crisis no fuera aún más importante.


Trabajadores no conocen beneficios

Cuando se habla de la seguridad social se habla de su déficit financiero pero existe un déficit de información sobre el tema. Ruíz dijo que hay desconocimiento sobre sus beneficios, como ha quedado plasmado en la encuesta realizada por Equipos Consultores. Los más jóvenes, dijo, son quienes mayormente desconocen cómo funciona el sistema de seguridad social.


Sin embargo, añadió, la crisis sanitaria permitió entender un poco más que la seguridad social debe ser valorada y que los trabajadores deben aportar por lo que perciben y no menos.


El 28 de diciembre la comisión de expertos presentó un borrador por parte del gobierno y retomó su trabajo en enero. A partir de ahora según los plazos de la LUC habrá 20 días para llegar a un diagnóstico. La comisión recabó información para proponer un documento con las modificaciones al sistema de seguridad social, pero no realizó intercambios y no discutió en forma colectiva sus primeras conclusiones, señaló Ruiz.


Ramón Ruíz dijo a 25siete que este plazo es insuficiente. De igual manera, la central obrera estudia el borrador presentado por el gobierno y pidió que la comisión de expertos solicite una prórroga al gobierno para discutir el borrador ya presentado. Ruíz indicó que tanto el PIT CNT como la ONAJPU, los empresarios y los partidos políticos tendrán además que procesar la reforma de la seguridad planteada para luego tomar posición.


Urgente: reforma de Caja Militar

Ruíz señaló que uno de los puntos que no informa el borrador propuesto por el gobierrno, por ejemplo, es la proyección de la llamada Caja Militar, esto es, cuánto le saldrá al país en diez años.


El representante de los trabajadores dijo que el Servicio de Retiros y Pensiones de las Fuerzas Armadas tiene actualmente unos 27 mil cotizantes y 60 mil pasividades. En tanto el BPS financia unas 700 mil pasividades y tiene alrededor de 1.400.000 mil cotizantes. Subrayó que el Servicio de Retiros y Pensiones de las FFAA recibe prácticamente la misma asistencia financiera que el BPS cubriendo éste al 90% de la población. Agregó que se habla mucho del déficit del BPS, de la asistencia financiera que recibe de Rentas Generales, pero “los mismos que emiten esas críticas se hacen los distraídos” a la hora de analizar la reforma del sistema de seguridad social de los militares.

Publicación original: 14/11/2020