• 25siete

Alocución Poemática: Nosotros, los hombres

Por Gualberto Trelles

Para Úrsula, asesinada a traición por su pareja, un policía un 9 de Febrero de 2021


1

Algo está pasando con nosotros, los hombres.

“¿Por qué no me dejas quieto que ya tengo bastantes problemas?

Anda y pregúntale a tu madre y me traes los lentes, ¿querés?

¿No apurás la comida que llego tarde?

Él bebe tiene caca mami, ¿le cambias los pañales?

¡Aquellas milanesas!

¡Qué tetas!

¿Cuántas te cogiste?

¿Acabaste adentro?

¿Era fácil ella?

Tantas preguntas: somos nosotros, los hombres.

¿Quiénes somos?

Dios es hombre y tiene barba: parirás con dolor.

Buda, Mahoma, Sartre, Los Beatles son hombres: she loves you yeh yeh.

Moisés, Pedro, Abraham, Juan, Judas y todos los apóstoles son hombres.

Los traidores, los fieles, los chupamedias, los justos, Pilates y el hijo de dios son hombres.

Nietzsche es un hombre igual que Picasso o Leonardo, Platón o Primo Levi: si esto es un hombre.

Lavoisier, Mussolini, Graham Bell, Steve Jobs, Derrida, Túpac Amaru, Fidel y lo moderno son hombres. Los barbudos son hombres. Watson y Crik y el código genético son hombres. La ciencia, la máquina, los bytes y los rascacielos son hombres.

Tolstoi, el siglo de las luces y Carpentier son hombres.

El hombre llegó a la luna, el hombre lobo del hombre, un hombre se levanta temprano en la mañana y lo que ve decide su próxima jornada: el hombre nuevo.

Carlomagno, Carlos V, Sarratea, Artigas, Napoleón, Rousseau, Vaimaca, Rivera, el Che Guevara y los dirigentes son hombres: les gustan las mujeres y el vino.

El proletariado, los siervos, los lacayos, los bufones, Marx, los papas, Hitler, Roosvelt, Orson Wells, Fellini, Goya, Nostradamus, Maquiavelo, Dicepolo, Gardel, Charly García, Thomas Jefferson y los Derechos del hombre son hombres: que el murguista no se olvide de los futuros murguistas.

Bertolt Brecht es hombre. Si no, habría escrito “Preguntas de una mujer que lee” no?

¿Habría escrito?: “¿Quién cocinó el banquete de la victoria?” Cada diez años un gran hombre.

El Estado, la policía, los tanques, los demócratas, Espartaco, Calígula, la Monarquía, el Capitalismo y el Socialismo son hombres.

Los jueces, la inquisición, los conquistadores, los jesuitas, la burguesía, el burócrata, el portero, el anarquista, el parlamento, el que descubrió el éxtasis y el que inventó los fideos son hombres.

Los que escribieron la historia son hombres:

El mejor storytelling de los milenios lo escribimos nosotros, los hombres.

¿Qué sucedió, qué nos está pasando?

2

Pasa que los espejos se rompieron, la época se rompió.

Pasa que nosotros los hombres, estamos a punto de perder el control.

Nosotros, los hombres.

Parálisis, perder el asiento eterno en la platea, el rol protagónico, lo icónico, la definición de lo que es estar completo, la gran luz del gran foco de la historia, el monopolio de la voz y de lo que significa algo, el centro, el eje, el brillo, el galón, nosotros los hombres tenemos miedo y terror.

¿No éramos los legítimos representantes de la especie?

¿Quién nos coronó? ¿Quién nos destrona?

Terror de perder las huellas en la arena: ¿acaso ellas, mujeres, van a borronear esta novela épica, esta tragedia de un solo personaje?

Tantas preguntas: somos nosotros, los hombres.

3

Nunca voy a saber que significa ser ellas.

“Ni se te ocurra volver con él, te vas ya de acá, venís ya para acá!

Hoy estás más linda que nunca.

Te dije que te quiero, perdóname.

Te escribí un bolero y un tango, una serenata, una sinfonía

Te pinté con una sonrisa enigmática.

No te hagas la viva. ¿Quién te crees que sos?

¿Te crees algo más que esa tapa de revista?

Amor de mi vida, mi sueño: ¡Oh Darling, if you leave me!

Te lo merecías. ¿Algo habrá hecho, no?

¿Me recordás tu nombre? “

Tantas preguntas: somos nosotros, los hombres.

¿Qué sucedió, qué nos está pasando?

4

Nos está pasando: Jacqueline- Inés- Rosana- Micaela- Lucía- Yale- Sandra- María del Pilar- Amparo- Anna Clara- Miriam- Mariza- Esmeralda- Luciana- Adriana- Lorena- Silvana- Angie- Cáterin- Tatiana- Silvia- Romina- Lorena- Rita y Antonella. Neha- Sandra- Judith- Vanessa- Resti Nova- Justina- Griselda- María Gladys- Marielle- Tábata, Leoncia- Vilma- Emily- Gabriela- Unmar- Rute- Damari- Melaine- Dina- Sandra- Linda- Mujer anónima en Tailandia- Mujer anónima en El Salvador- Mujer anónima en Colombia- Niña anónima en la India- Mujer anónima en Holanda.

Mujeres y niñas anónimas muertas por hombres con nombres no anónimos pero invisibles. ¡Gracias tribunales y constitucionales leyes consagradas por tanta deferencia!

Cuerpos anulados, vidas rotas, inocencias trituradas, heridas que no cicatrizan.

¿Podremos digerir esto sin quitarnos esta piel de lobo de un tirón, sin asco, limpiarnos esta sangre que nos mancha?

5

Moción de orden:

Pedagógicamente, terapéuticamente propongo a los hombres dejar este dolor, esta conciencia presente, milenaria y cósmica viva unos minutos, que se desorbite atónita en la silla.

Propongo ubicarnos con calma en la lista de bestias.

Que paguemos justos por pecadores: seguimos siendo manada

Que no nos perdonen.

Que no nos saquemos fotos solidarias

Que no escribamos más discursos bellos. La muerte no es bella.

Aunque no entendamos, propongo entender, aún sin micrófonos ni cámaras

ni redes, ni camisetas, ni libros, ni estadísticas ni sillones reclinables.

Propongo entender fuera de las palabras. No hay palabras.

Entender esto al hueso, a la médula, al fondo del fondo del fondo, ahí donde no hay nada ni nadie.

Ahí donde estamos solos

Donde nadie entiende nada

Y ya estás desposeído y no sos más el Aleph del mundo

Allí en medio de la oscuridad

preguntarnos tantas preguntas,

Nosotros

Los hombres.


Publicación original: 11/ 02/2021