• 25siete

Archivo Castiglioni clave en el procesamiento de Ferro: demostró la persecución a Óscar Tassino

Por Georgina Mayo

El archivo Castiglioni aportó un elemento clave para conocer la persecución contra Óscar Tassino en julio de 1977. Por esta causa recientemente resultó procesado con prisión el exrepresor Eduardo Ferro.


El militar retirado llegó a Uruguay el 27 de marzo luego de haberse entregado a las autoridades españolas. Ferro se fugó de la justicia uruguaya en 2017 y de la española, una vez que culminó su juicio de extradición. En enero comunicó en España que se entregaría. Según pudo conocer 25siete a Ferro se le habría terminado el apoyo económico que recibía. Desde que huyera de Uruguay tenía impedido recibir su jubilación.


Ferro fue procesado por ser el responsable de la detención y desaparición de Óscar Tassino, en julio de 1977. También fue imputado de otros dos delitos de privación de libertad.


Según el fallo de la jueza Silvia Urioste quien procesó a Eduardo Ferro a pedido del fiscal Ricardo Perciballe, y al que accedió este miércoles 25siete, en su condición de oficial de Inteligencia del Ejército, Ferro privó de libertad al matrimonio Fulle Regnier. Fue por un lapso de 48 horas.


Ferro también participó en la detención de Martín Casco y Óscar Tassino Astezu.


Los detenidos fueron conducidos a La Tablada donde fueron torturados. Los expresos políticos declararon haber escuchado cómo Ferro dio muerte de un golpe a Tassino, durante las sesiones de torturas.

El archivo Castiglioni

En octubre de 2015 el fiscal Carlos Negro y la jueza Beatriz Larrieu incautaron 60 cajas que contenían archivos de la dictadura reunidos por el exdirector de la Dirección Nacional de Información e Inteligencia, Víctor Castiglioni.


Sobre esta causa, del archivo Castiglioni emerge -relata el fallo judicial- que la víctima Oscar Tassino fue “un objetivo importante de las fuerzas represivas, largamente investigado, como se advierte de su ficha personal del Servicio de Información y Defensa (SID) donde constan anotaciones desde el año 1965”. En el archivo Castiglioni se registra que en abril de 1977 se libró la orden de captura y que, en mayo y junio siguientes, se realizaron diligencias con miras a su ubicación, como una inspección en el domicilio de sus padres e intervenciones telefónicas”.


Durante la audiencia, el militar retirado Eduardo Ferro negó su participación en los hechos. Manifestó que estaba dispuesto a someterse a un careo con los testigos que lo inculpan, a quienes negó conocer. Sin embargo -continuá el fallo de la jueza Urioste- al ser informado que Carlos Echenique y Elena Eri Abram habían fallecido, contestó: “Pero si era gente más joven que yo…”.


Parte de las torturas

El fallo indica que los prisioneros fueron trasladados a “La Tablada”, en donde sufrieron diversos métodos de torturas. De tal modo, ya al llegar, una de las testigos fue sometida a plantón durante varios días, con las piernas y brazos abiertos y, si se movía la golpeaban con un bastón de madera. Posteriormente, fue llevada al piso superior, donde -desnuda- fue sometida a sesiones de submarino en agua, con una bolsa de nylon en la cabeza, mientras era manoseada.


En otra ocasión, las sesiones de submarino fueron combinadas con picana eléctrica en la cabeza. También fue colgada con los brazos hacia atrás, siempre encapuchada y, le aplicaron en varias oportunidades, picana en los senos y en los pies y, a golpes, fue obligada a bañarse con agua helada.


Del mismo modo, el matrimonio EA y CA fue sometido por sus captores a diversas torturas. CA recibió quemaduras, golpizas y amenazas de someter a igual trato a su pareja EA -quien se encontraba embarazada-, con el objetivo de que proporcionaran información para la ubicación de Óscar Tassino.

Publicación original: 05/05/2021