• 25siete

Despegadísimo el SUNCA: biblioteca y algo más

El nuevo espacio acondicionado en el histórico local de Yí 1538 es parte de un ambicioso proyecto de apoyo a estudiantes de Secundaria hijos de obreros de la construcción, afiliados o no al Sindicato.

La biblioteca inaugurada el 11/12/2020 cuenta con una cómoda sala de lectura y un sistema de préstamos a domicilio. Hay generaciones que no saben que este mismo colorido y luminoso local había sido usurpado y convertido en el tenebroso cuartel de la Guardia Granaderos durante el terrorismo de estado.


Cecilia Machado es una trabajadora de la salud privada y una avanzada estudiante de Literatura en el IPA. En las mañanas dedica horas a la biblioteca del SUNCA. Dijo a 25siete que lo hace “de corazón”.


Cerca de los libros amorosamente ordenados se ve una placa de bronce recordatoria de su padre, Guillermo, un trabajador de la construcción víctima mortal de una razia polical en 1989, cuando Cecilia tenía 5 años. Pasadas más de tres décadas, nos explica que el objetivo del proyecto es, además de facilitar libros, dar “más apoyo y seguimiento en el estudio a hijos de trabajadores y trabajadoras de la construcción, estén o no afilliados al SUNCA” que cursan de 3º a 6º años de Secundaria, además de “desarrollar el gusto por la lectura”.


El proyecto está pensado en etapas y, de inicio, tiene énfasis en Hisoria y Literatura. Se proponen atender a cien alumnos, seleccionados por sorteo, a los que se le entregarán entre siete y ocho libros a cada uno, y que devolverán al finalizar el año lectivo. Aspiran a que el futuro próximo el Fondo Social de la Construcción, surgido de los acuerdos del sindicato con el sector empresarial, pueda financiar becas de apoyo económico a los estudiantes. Los estudiantes de nivel terciario en algunos casos ya reciben este tipo de beca por parte del Fondo Capacitación Profesional (FOCAP) o trabajan como becarios en el propio SUNCA. Es el caso de Rodrigo Barrera, estudiante de Arquitectura, uno de los baluartes de la biblioteca, junto a Karen Delgado y el secretario de Derechos Humanos del SUNCA Héctor Nuñez, entre otros.

La biblioteca, que funciona de 09:00 a 16:00 horas, ya ha recibido donaciones de sindicatos y otras organizaciones sociales, así como de particulares y cuenta con el apoyo de la Biblioteca Nacional y la licenciada en archivología, Noemí Ramírez, del Centro de Documentación del PIT-CNT.

Publicación original: 26/01/2021