• 25siete

INC transfiere fondos para erradicar asentamientos. Para UNATRA será guerra X migajas entre pobres

Actualizado: jul 7

Por Georgina Mayo

La Unión Nacional de Asalariados Trabajadores Rurales y Afines (UNATRA, PIT-CNT), salió al cruce de la decisión del Poder Ejecutivo de transferir recursos del Instituto de Colonización (INC) para destinarlos a los asentamientos. Su presidente, Julio Cardozo, respondió que los 15 millones de dólares que se transferirán para ese fin servirán para intentar obtener una garantía que permita acceder a un fondo mayor. Explicó que para erradicar asentamientos se requieren, en realidad, 2.000 millones de dólares.


César Rodríguez, secretario de comunicación de la UNATRA dijo a 25siete que si bien las autoridades del INC “no explicitaron que dejarán de adquirir tierras para que puedan trabajarlas los asalariados rurales, los recortes presupuestales conducirán a esta situación”.


Los trabajadores nucleados en UNATRA calificaron como inéditas las disminuciones proyectadas. Se trata del 90% de recortes al Fondo para Compra de Tierras por parte del INC, lo que -indican- registra una disminución de 1.100 millones de pesos a 140 millones de pesos, así como la reducción de otros 13 millones de pesos menos, respecto del presupuesto anterior para funcionamiento del instituto.


En tanto, su presidente, Julio Cardozo, dijo en diálogo con 25siete que “habrá una afectación con la transferencia de 15 millones de dólares", pero explicó que "el organismo tiene mecanismos de mejoría interna que seguirá permitiendo la adjudicación de tierras”.


Desde Kiyú a Cabo Polonio

Los trabajadores indicaron, a través de un comunicado, que las medidas de recorte presupuestal “apuntan a desmantelar una herramienta de desarrollo que trata de generar justicia social, entre las familias pobladoras del campo”.


Sin embargo, el director del INC sostuvo que "ya se adjudicaron 15 507 hectáreas y este año se adjudicarán 12 mil hectáreas más y que para 2022 se planifican 8 mil aproximadamente“, otras 8 mil hectáreas para el año 2023.


Cardozo indicó, además, que por lo pronto el INC proyecta vender este año tierras de su propiedad que van desde Kiyú (San José) hasta Cabo Polonio (Rocha). La venta se hará mediante remate “para posibilitar que los colonos compren tierras que a su vez podrán ser trabajadas”, dijo. Por la venta de esas tierras se estima ingresarán entre 7 y 8 millones de dólares.


Cardozo explicó que es la mitad de lo que el Instituto transferirá con destino a los asentamientos y añadió que la cifra de 15 millones de dólares servirá de garantía para acceder a un fondo mayor que permita la erradicación de los asentamientos.


El director del INC estomó que la erradicación de los asentamientos “tiene un costo de unos 2.000 millones de dólares”.


Cardozo dijo que el problema de los asentamientos “es muy profundo” y que luego vendrá el problema del destino de los fondos, “similar al problema que tiene el Instituto de Colonización a la hora de adjudicar las tierras”.


Para la UNATRA, dos artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) determinan el pasaje de más de 50 mil hectáreas de la cartera de tierras, bajo administración del INC, al mercado inmobiliario comercial. Cardozo respondió que se trata de tierras que “ya pertenecían a colonos propietarios y que por tanto vuelven al mercado inmobiliario y que esto no afecta al instituto que ya no las administraba”, aseguró. Acerca de que la LUC permite, además, puedan acceder a los campos del INC personas que no residan en las tierras adjudicadas, Señaló que, de igual modo, las familias deberá vivir los 10 primeros años en la tierra y cumplir con el proyecto convenido.


En el comunicado divulgado este viernes, la UNATRA indicó que cada año 1.300 familias asalariadas rurales, productores familiares y sus organizaciones se postulan para trabajar la tierra, pero sólo 120 de esas familias aspirantes acceden anualmente. Rodríguez indicó que esto genera una larga lista de espera.


La UNATRA manifestó su más profunda solidaridad con los habitantes de los asentamientos y advierte que pretenden convertir una política social justa en una guerra por migajas entre pobres.


En dialogo con 25siete, el director del INC negó que ya no se le quiera dar importancia “a los pequeños productores como se ha denunciado en el último tiempo”. En tanto, en su comunicado, la UNATRA indicó que se preservan los intereses de las grandes fortunas del país, a los “malla oro”, sin afectar al capital para solucionar los problemas del pueblo.

Publicación original: 04/07/2021