• 25siete

Inflación: El impuesto selectivo que golpea más a los pobres

Actualizado: 30 oct

La Comisión Técnica Asesora de AEBU analizó cómo repercute la inflación en los hogares de bajos recursos: la inflación es más alta porque destinan todos sus ingresos a los alimentos y ni siquiera les alcanza para todo el mes.


La Comisión Técnica Asesora de AEBU analizó qué el crecimiento de la inflación específicamente en los hogares más pobres. La conclusión es que los más vulnerables tienen una inflación más alta que los hogares con mayores recursos.


El economista Aníbal Peluffo dijo a Radio Fénix y 25siete que el interés en analizar este asunto se inició “cuando se conoció el dato reciente de la inflación que es casi 10%”. A partir de allí la Comisión Técnica Asesora observó el dato que “está por encima de la meta del gobierno y del Banco Central”.


Como se recordará “el objetivo del rango de la inflación del gobierno oscilaba entre 3 y 6%. Peluffo agregó que “si el dato es 10% se explica porque alimentos y bebidas aumentaron más de 13% y es por eso que debíamos ver qué impacto tiene la inflación en los hogares y cómo afecta, principalmente, a los más vulnerables, a los de menores ingresos que son, a todo esto, los hogares que destinan más a los alimentos”.


El economista del sindicato bancario agregó que el análisis se da en el marco de los nuevos datos sobre la inseguridad alimentaria (15% de los hogares lo padecen) y el aumento de la pobreza infantil.


“Los hogares más pobres tienen una inflación más alta que los hogares más ricos, esto es, más de 1% por encima de inflación”, añadió Peluffo y dijo que “la inflación de los hogares con menores ingresos corresponde a 10.5% mientras que la inflación de los hogares con mayores ingresos está por debajo de 9.5%”.


Explicó que “esto es porque la canasta de consumo de los hogares pobres es diferente: los de menores recursos destinan un mayor porcentaje de su ingreso mensual a los alimentos, es decir, alrededor de 35 % y los hogares más ricos destinan aproximadamente un 10%”.


Peluffo dijo que además “la inflación en sí misma es como un impuesto encubierto e injusto porque impacta en los hogares de menores ingresos porque tienen una canasta de consumo mas concentrada en los alimentos y son hogares que gastan todo su ingreso mensual”.


Sin embargo, los de mayores recursos tienen posibilidad de ahorrar “y tienen la posibilidad de dejar la plata en un lugar protegida de la inflación. Pero los de menores recursos ni siquiera les alcanza para el consumo de todo el mes, gastan todo lo que tienen y la inflación les afecta todos sus ingresos”.


El economista subrayó que “este análisis tiene una correlación con los salarios que están por debajo en termino reales porque la inflación crece más rápido que los salarios y el ingreso de los hogares no se recupera ni siquiera cerca de lo que se recupera el Producto Bruto Interno”.


La economía crece fuerte pero los ingresos -siguió Peluffo- crecen mucho más lento. Esto muestra un problema distributivo porque la torta crece mucho pero el ingreso de los hogares que registra el Instituto Nacional de Estadísticas no crece a esa velocidad”. La economía no está en crisis “pero el mercado interno y los hogares no están percibiendo el crecimiento económico como lo están percibiendo otros sectores”, explicó”.


La pobreza esta por encima con respecto al período pre pandemia y aumentó la pobreza infantil punto que tiene una correlación con los hogares vulnerables porque son los que tienen mas niños a cargo en general”. Peluffo vinculó este panorama con los datos concluidos por la Facultad de Ciencias Sociales con respecto a la cantidad de porciones que se sirven en las Ollas Populares “que se han mantenido en un millón 800 mil por mes desde 2020. Los hogares pobres no logran recuperarse”, sentenció.

Publicado: 23/10/2022

Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
AU
AU

press to zoom
Aviso
Aviso

press to zoom
Banner 2022__Banner copia
Banner 2022__Banner copia

press to zoom
1/3