• 25siete

Tips para periodismo con enfoque de género

Actualizado: hace 7 días

Por Georgina Mayo

El área Práctica de Género del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) elaboró un manual para periodistas que sugiere cómo titular y redactar una noticia. Trabajaron siete periodistas de distintos países de la región -ninguna de Uruguay- bajo la dirección de la argentina Silvina Molina.


El Manual de Género para Periodistas fue publicado en la Revista Pensamiento Penal de Argentina y 25siete extrae en esta crónica varios puntos abordados.


La directora de la publicación Silvina Molina explicó que eligieron a profesionales con experiencia en perspectiva de género para elaborar la publicación.


El Manual recuerda que según el último Monitoreo Global de Medios presentado en setiembre de 2010, en el que se analizó prensa gráfica, radio y televisión de 108 países del mundo, de los cuales 15 son de América del Sur y Central, concluyó que “existe mayor presencia de hombres que de mujeres ya sea como sujetos y sujetas de la noticia o como periodistas”.


En tanto, la publicación sugiere buscar información considerando la necesidad de obtener datos cuantitativos y cualitativos específicos por sexo, analizando la condición y posición de mujeres y hombres ante una situación determinada. El Manual subraya que el periodista revise la información que publique y se pregunte: ¿Hay información con todos los puntos de vista al tema? ¿De qué manera están presentes mujeres y hombres?, entre otras preguntas.


El Manual se ocupa del lenguaje para eliminar formas de discriminación e indica que un truco rápido para verificar su uso correcto es aplicar la regla de la inversión, cambio de sexo al protagonista de la información. Por ejemplo: “la mujer del Presidente…” Si aplicamos la regla de inversión: “el hombre de la Presidenta…”.


El documento invita a dar vuelta una frase: cambiar lo masculino por lo femenino y viceversa. Por ejemplo, si se dice “los concejales y sus mujeres”, la frase invertida sería “las concejalas y sus varones o sus hombres (aunque nos estemos refiriendo a sus esposos)”. Esta regla es muy útil en casos de adjetivaciones, para ver que no se hace el mismo trato de hombres que de mujeres en las descripciones y presentaciones.

En lugar de ‘Fui con unos colegas profesionales’ digo ‘Fui con colegas profesionales’, aludir al cargo, profesión o título en lugar de la persona que lo desempeña: por ejemplo gerencia en lugar de gerentes, o jefatura en lugar de jefes. Personal en lugar de Trabajadores, Amistades en lugar de Amigos, Consumo en lugar de Consumidores y Dirección en lugar de Director.


Recomienda además decir “Se dará un aumento salarial", en lugar de “los trabajadores recibirán un aumento”.


El Manual cita a la periodista española Teresa Meana quien indica que el lenguaje, en sí mismo, no es sexista. Es sexista el uso que hacemos de él. En oposición a la Real Academia Española, subraya que decir niños y niñas o madres y padres no es una repetición, no es duplicar el lenguaje. Duplicar es hacer una copia igual a otra y éste no es el caso. Meana considera que “la diferencia sexual está ya dada, no es la lengua quien la crea. Lo que debe hacer el lenguaje es nombrarla, simplemente nombrarla puesto que existe. No nombrar esta diferencia es no respetar el derecho a la existencia y a la representación de esa existencia en el lenguaje”.


Las autoras del equipo del área práctica de Género Regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sostiene que este Manual se acompaña de otros productos que están desarrollando para generar cambios reales en el abordaje mediático de las desigualdades de género en la región.

Publicación original: 31/06/2021