• 25siete

WhatsApp se puso la gorra

Por Fernanda Cabrera

En estos días nos está llegando un mensaje a través de la misma aplicación de mensajería informando sobre una serie de reglas que tenés que aceptar para poder seguir usando la app con más usuarios del mundo.


Por lo general ponemos siempre a todo ACEPTAR sin leer jamás la letra chica, pero por alguna razón esta vez miramos con atención, seguramente están de licencia y el aburrimiento y todo eso.


¿Qué nos dice WhatsApp en ese mensaje? Nos da un ultimátum, nos dice que si no compartimos nuestros datos con facebook no podremos seguir usando la aplicación, algo así como ese rubiecito que como era el dueño de la pelota sabía que lo ibas a dejar jugar en tu equipo.


¿Qué significa compartir datos con facebook?

Por supuesto que significa perder privacidad, igual te dice: pensemos juntos… pero si el 8 de febrero no me dijiste que si, ¡no usás más WhatsApp!


“La información que compartimos con las otras compañías de Facebook incluye la información de registro de su cuenta (como su número de teléfono), datos de transacciones, información relacionada con el servicio, información sobre cómo interactúa con otros (incluidas las empresas) cuando utiliza nuestros servicios, información del dispositivo móvil, su dirección IP, y puede incluir otra información identificada en la sección de política de privacidad titulada ‘Información que recopilamos’ u obtenida mediante notificación o en base a su consentimiento”.


No voy a usar eufemismos políticamente correctos, no solo quiere verte de frente y espalda, también quiere hacerte rayos X (yo sé que los que me conocen saben que el ejemplo que he usado es el de colonoscopia, pero este es un medio serio).


Hace 6 años que Mark Zuckerberg compró whatsapp, hace 6 años que está esperando este momento, que le demos todos nuestros datos y más. Ya sé que los pueden obtener de distintas maneras, no vengan a discutir, pero ahora nos dice: tranqui, no va a pasar nada que vos no quieras… y te está obligando a decirle que sí.


Además no contento con eso, te avisa que va a recopilar los datos de con quienes te comuniques, va a saber con quién te comunicas más, a qué empresas les escribis seguido, cuál es tu sistema operativo, en qué condiciones está tu bateria y cuál es la intensidad de la señal de donde te encuentras, que ya lo sabe también, obviamente.


Le va a decir a tu pareja si tenés una amante, a tu nutricionista si estás escribiendo mucho a la pizzería, a tus amigas que tenés un grupo paralelo sin Carmencita y al que baña a tu perro le va avisar que en vez de llamarlo lo estás manguereando en el fondo. ( Esto va por mi cuenta, no sean literales)


Los malpensados de siempre dirán que escribo esta nota porque prefiero Telegram o Signal, y a lo mejor es cierto.


¿Qué pasa si no acepto las nuevas condiciones que me ofrece WhatsApp sin alternativa de negarme?


Si ya le diste aceptar porque sos de los que le das a todo aceptar sin leer pero ahora te genera dudas de si de verdad querías aceptar, WhatsApp solo te da la opción de eliminar la cuenta y no poder usarla más.


Si sos de los que no le quiere dar aceptar, a partir del 8 de febrero no podrás usar más WhatsApp.


Si no le diste aceptar, llega el 8 de febrero, te eliminan la cuenta y entrás en pánico por no tener WhatsApp, podés ir a ajustes y restablecer la cuenta, ACEPTANDO LOS TÉRMINOS NUEVOS.


Sumándole que a partir de este año WhatsApp dejará de funcionar en los aparatos que tengan más de 7 años de antigüedad, yo sé que a nadie le dura un celular 7 años, porque estamos en esa lógica perversa de actualizar todo el tiempo nuestras herramientas electrónicas, pero…


Esta nota no es para alarmar a nadie, ni anunciar el apocalipsis, ya todos sabemos a que estamos expuestos al usar la tecnología digital, es solo para informarnos un poco más.

Después les cuento porque prefiero esas otras app de mensajería, sobre el archifamoso WhatsApp.

Publicación original: 10/01/2021