• 25siete

Por mayoría y a tapa cerrada

Comisión de Salud de Diputados aprobó polémico proyecto sobre consumo abusivo de drogas.

El pasado 3 noviembre la Comisión de Salud Pública y Asistencia Social de la Cámara de Diputados aprobó sin discusión un nuevo proyecto sobre “consumo abusivo de drogas”, que sustituyó al de “voluntad anticipada de recibir tratamiento en caso de consumo abusivo de drogas”, que había sido blando de fuertes críticas.

La iniciativa, que lleva la firma de las diputadas Nibia Reisch (Partido Colorado) y Laura Pérez Bonavita (Cabildo Abierto), también fue votada en comisión por el nacionalista Alfredo De Mattos.

Se trata de una versión retocada de una iniciativa anterior de la diputada Reisch que, fue rechazad por diferentes delegaciones que concurrieron a la comisión parlamentaria, tanto de la Junta Nacional de Drogas, Ministerio de Salud Pública, cátedras universitarias y sociedades científicas que fueron convocadas.

El nuevo proyecto, que ingresó a comisión el 3 de noviembre, se aprobó sin discusión, tras rechazarse el pedido de la aplazamiento formulado por la diputada Cristina Lustemberg (Frente Amplio), enmienda varios de los inconvenientes que autoridades y expertos señalaron al proyecto inicial de Reisch, aunque mantiene la orientación inicial.

La iniciativa, señala que una persona “podrá expresar su voluntad de ser sometido a una internación para recibir un tratamiento de desintoxicación, rehabilitación, y reinserción social para cuando se encuentre bajo los efectos de su drogadicción”, la que “tendrá plena eficacia aun cuando la persona se encuentre luego bajo los efectos de su adicción o en estado de incapacidad por tal razón”. Además, estalece que “no podrá ser revocada durante el período de internación”.

Como ya informó 25siete en la crónica sobre el proyecto anterior, el Secretario General de la Junta Nacional de Drogas, Daniel Radio, invitado por los parlamentarios, dijo en comisión que el “uso problemático de sustancias tiene una etiopatogenia multifactorial, multicausal, y por eso no es tributario de soluciones simples; las soluciones también son complejas y no valen las apelaciones a soluciones mágicas para resolver el consumo problemático de sustancias” y “la internación por sí sola no es más que la incorporación de una persona a un centro en el que permanecería aislada o recluida”. Señaló que “establecer tratamientos mediante una norma jurídica no parece ser una resolución favorable para ninguna patología”.

La nueva versión del proyecto tampoco levanta otros cuestionamiento de fondo, como la autorización a un tratamiento cuyas características se ignoran, además de la vaguedad de la expresión "bajo los efectos de la intoxicación". Desde la academia se ha criticado esta iniciativa por ser una estrategia ineficaz para el tratamiento del uso problemático de sustancias y por desconocer que la posibilidad de internar involuntariamente ya está regulada por la ley de salud mental y su decreto reglamentario.

Publicación original: 09/11/2020

  • Facebook Black Round
  • Tumblr Black Round